jueves 29/10/20

Lo que más le gusta a los gatos es relacionarse con los humanos

Un grupo de investigadores de la Universidad Estatal de Oregón y de la Universidad de Monmouth ha descubierto que los humanos parecen gustarles más a los gatos de lo esperado.

Los estereotipos sobre este animal pueden deberse al desconocimiento de su carácter  REUTERS/Muhammad Hamed
Los estereotipos sobre este animal pueden deberse al desconocimiento de su carácter REUTERS/Muhammad Hamed

Un grupo de investigadores de la Universidad Estatal de Oregón y de la Universidad de Monmouth ha descubierto que los humanos parecen gustarles más a los gatos de lo esperado. En su artículo publicado en la revista Behavioral Processes, Kristyn Vitale Shreve, Lindsay Mehrkam y Monique Udell describen sus experimentos y sus planes para realizar experimentos adicionales para comprender mejor las motivaciones de los gatos.

Los gatos tienen una reputación de ser independientes y distantes. Algunos estudios sugirieron que solo se acercan a sus propietarios cuando tienen hambre. Pero en realidad, sus dueños pueden gustarles más de lo que su reputación sugiere, según los investigadores.

Señalan que los gatos pueden simplemente ser malinterpretados, observando que la investigación reciente demostró que los gatos tienen habilidades socio-cognitivas y de resolución de problemas complejos. Sugieren además que la creencia comúnmente sostenida que los gatos son menos reactivos a estímulos sociales puede ser debido a una carencia del conocimiento con respecto a las cosas que estos pequeños felinos realmente encuentran estimulantes.

Para evaluar el grado en que ciertas cosas les gustan a los gatos, los investigadores probaron las reacciones de dos grupos de diecinueve gatos cada uno, formado por ejemplares que viven con personas y otros que viven en un refugio.

Los gatos se mantuvieron aislados durante dos horas y media y luego fueron observados cuando se les presentaron tres elementos de 4 tipos de categorías: la comida, el olor, el juguete y la interacción humana. Los investigadores mezclaron los estímulos para los diferentes gatos para obtener una mejor lectura sobre qué encontraron más estimulante. El grado de preferencia por cualquier estímulo se juzgó por qué estímulos el gato eligió primero y cómo y por cuánto tiempo interactuó con ellos.

Los investigadores encontraron una clara variabilidad entre los gatos, independientemente del tipo de hogar, pero la interacción social general con los seres humanos fue el estímulo preferido: la mitad de los gatos eligió interactuar con un ser humano por encima de cualquier otra cosa ofrecida, y llegaron al 65 por ciento de su tiempo interactuando con una persona. Esto, sugieren los investigadores, muestra que a los gatos realmente les gusta estar cerca de sus dueños humanos.

Comentarios