viernes 27/11/20

Alcoa plantea un ERE con compromiso de reincorporación o un ERTE hasta 2022

La Xunta exige a la empresa que negocie la venta de la planta de Lugo con Liberty House
Un momento de la reunión entre la Xunta y Liberty House | xoán crespo
Un momento de la reunión entre la Xunta y Liberty House | xoán crespo

Alcoa expuso ayer dos propuestas que pasan por parar las cubas en San Cibrao, después de que Liberty House haya mostrado su interés en comprar el complejo de A Mariña y a las puertas de que hoy finalice el proceso de consultas del despido colectivo de 534 trabajadores de la planta.

La primera alternativa y “opción prioritaria” de Alcoa pasa por ejecutar el ERE, con una parada “inmediata” de las cubas para a continuación iniciar un proceso de venta en el que “se exigiría al comprador la creación de una bolsa de empleo en el que tendrían prioridad de incorporación los trabajadores de afectados por dicho despido colectivo”.

Según explican fuentes de Alcoa a Europa Press, la segunda propuesta, “todavía pendiente de concreción y desarrollo”, pasa por alcanzar un acuerdo con los representantes de los trabajadores para negociar las condiciones de un ERTE de suspensión de contratos hasta el 31 de julio de 2022 en la planta de aluminio.

En esta segunda propuesta, se hibernarían de manera ordenada las cubas “en un periodo estimado de hasta 120 días”. Asimismo, se iniciaría un proceso de venta de la planta de aluminio de duración de hasta nueve meses “de modo que, si se produce la venta y el comprador procede al re-arranque, Alcoa asumiría el coste de dicho re-arranque hasta 35 millones de dólares”.

En este supuesto, si no se produjera la venta, Alcoa mantendría el ERTE y se analizaría la evolución de los indicadores que afectan a la planta para reanudar las cubas en caso de que se produjera un cambio en las circunstancias que permitiera la viabilidad de la planta. “En caso contrario, no se arrancarían e iniciaríamos la negociación de un despido colectivo con los representantes de los trabajadores”.

Por su parte, el presidente del comité de empresa, José Antonio Zan, criticó que Alcoa sigue “erre que erre” con su intención de parar las cubas, lo que es una “línea roja” para los trabajadores. En declaraciones a los medios en Lugo tras el penúltimo encuentro en el periodo formal de consultas del ERE con la empresa, Zan censuró el “empecinamiento” de Alcoa “cuando hay una empresa que dice” que en “ocho semanas acabaría el proceso” de venta. Por ello, afea a la multinacional estadounidense que “lo único que se busca es atacar a la fábrica”.

Mientras, el conselleiro de Empleo, Economía e Industria de la Xunta de Galicia, Francisco Conde, pidió ayer  a Alcoa que retire el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que pende sobre más de 500 trabajadores y se avenga a negociar con el grupo Liberty House Group la venta. 

Tras mantener una reunión con “los máximos representantes” de este grupo inversor e industrial, dijo Francisco Conde, se constató que “hay una solución para Alcoa, una solución posible, industrial”. 

Uno de esos máximos representantes fue Arnaud de Weert, jefe de Operaciones del conglomerado británico. Según publicó ayer El Confidencial, el máximo dirigente del grupo Liberty House Group, Sanjeev Gupta envió una carta este fin de semana a su homólogo en la compañía americana, Roy C. Harvey, en la que mostraría su disposición de llegar a un principio de acuerdo.

Comentarios