miércoles 12/8/20

El BNG denuncia una “pinza PP-PSOE” para “arrebatarle” alcaldías en Ourense con “las peores mañas”

Los nacionalistas recuerdan a Feijóo que los populares son firmantes del pacto antitransfuguismo 
El partido que dirige Ana Pontón cree que populares y socialistas se reparten las alcaldías en los despachos  | aec
El partido que dirige Ana Pontón cree que populares y socialistas se reparten las alcaldías en los despachos | aec

La dirección del BNG denunció una “pinza PP-PSOE” para arrebatarle alcaldías en la provincia de Ourense con “las peores artimañas políticas” tras el acuerdo entre los ediles del PP y dos concejales socialistas díscolos para presentar una moción de censura en Castrelo de Miño.

En un comunicado remitido a los medios de comunicación, la ejecutiva del Bloque señala que esta actitud responde a “una estrategia de ambas fuerzas” para hacerse con las alcaldías que gobierna el BNG en esta provincia “por la puerta de atrás” mediante “negociaciones en despachos” que “no obedecen al interés de la ciudadanía”.

Con nocturnidad

Los nacionalistas, además, consideran que la moción de Castrelo de Miño está “planificada con nocturnidad” al tener en cuenta que se dejó pasar las elecciones del 12 de julio para presentarla en lo que califican de “un intento premeditado para engañar a los vecinos”.

El BNG también denuncia que esta estrategia, que utiliza “las peores artimañas del transfugismo”, no se limita a Castrelo de Miño, sino que tiene ya la vista puesta en el ayuntamiento de Viana do Bolo, liderado también por un gobierno del Bloque.

La dirección nacionalista ironiza sobre la “epidemia de tránsfugas” entre las filas socialistas que se “alían” con el PP de Baltar para “dejar fuera al Bloque de los gobiernos municipales”.

El valor de la palabra

En este sentido, le recuerda al presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, que su partido ha firmado el pacto antitransfuguismo, que “casa mal” con la “estrategia del PP de Ourense de pactar con tránsfugas con el beneplácito y las felicitaciones públicas de cargos del PP”. “O la palabra de Feijóo no vale nada o en Ourense su autoridad dentro del partido está por debajo de la de Baltar”, considera la formación frentista.

En todo caso, pide a las direcciones gallegas del PP y del PSOE que “tomen cartas en el asunto” para “poner freno a esa moción” con una “pinza inexplicable”.  

Mientras, el PSOE de Ourense acusó al PP de “comprar voluntades”, en concreto “las de los ediles dos tránsfugas, Francisco Pérez y Jaime Fontanes”, para hacerse con la alcaldía de Castrelo de Miño de manera “totalmente ilegítima”.

Así lo manifestaron los socialistas de Ourense en una rueda de prensa celebrada este martes, en la que han estado presentes la portavoz del PSOE de Castrelo de Miño, Catalina González, el responsable de Organización provincial, Juan Carlos Francisco Rivera, y el secretario xeral del PSdeG en Ourense, Rafael Rodríguez Villarino.

En su intervención, Juan Carlos Francisco Rivera señaló que los dos concejales socialistas “conspiraron” con el Partido Popular para llevar a cabo una moción de censura que “no avala” la organización socialista, los militantes y simpatizantes de la localidad ni los vecinos.

Asimismo, el PSdeG le exigió aa Feijóo, que “comparezca de urgencia” para “posicionarse sobre este tipo de comportamientos en política, deleznables desde todos los puntos de vista”.

Desde la organización provincial del PSOE también anunciaron que “llevaran este caso frente a la comisión antitransfugismo” porque “la traición de dos ediles socialistas se convierte en un transvase de apoyos a una fuerza antagónica con la que compite el PSOE históricamente en el conjunto del estado, y principalmente en la provincia de Ourense”.

El PSOE también decidió “expulsar de forma inmediata” a los dos ediles díscolos dado que “de manera unilateral y en connivencia con el PP deciden ahora apoyar una moción de censura, engañando de este modo a sus votantes, compañeros y traicionando a su partido”.

Por su parte, la portavoz socialista de Castrelo de Miño, Catalina González, denunció  la “campaña de desprestigio” llevada a cabo por el portavoz de los populares en el municipio, Avelino Pazos, y por los dos concejales díscolos, diciendo que “solo buscaban desenfocar que se iba a presentar una moción de censura”. l

Comentarios