viernes 06.12.2019

La comparecencia de Rueda sobre violencia machista deriva en un choque con la oposición

El vicepresidente anuncia la construcción 
de nuevos centros para atender 
a las víctimas

Alfonso Rueda interviene ante la Cámara gallega | EP
Alfonso Rueda interviene ante la Cámara gallega | EP

La comparecencia en el pleno del Parlamento de Galicia del vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, para informar sobre el desarrollo en la comunidad del Pacto de estado sobre violencia de género ha derivado en un enfrentamiento entre el Partido Popular y los grupos de la oposición por las alianzas de unos y otros a nivel estatal.

En sus turnos de intervención durante la sesión plenaria que ayer acogió el Pazo do Hórreo, los grupos de la oposición (PSdeG, Común da Esquerda, BNG y mixto) afearon al PP sus alianzas con “un partido negacionista” como Vox en diferentes partes del Estado, acusaciones de las que los populares, a través de sus diputada Paula Prado y el propio número dos del Gobierno gallego, se defendieron diferenciándose de su partido a nivel nacional.

Desmarque de Vox

“No tenemos pactos con Vox, no hay ningún representante en Galicia con el que pactar”, subrayó el vicepresidente autonómico, Alfonso Rueda, que recordó que el partido que lidera Santiago Abascal no tiene concejales en ningún municipio gallego ni diputados electos por la comunidad.

“El PP solo pacta con los gallegos en las urnas. (La oposición) Parece que están llamando a que entren en la cámara otros partidos”, manifestó, por su parte, Paula Prado, que afeó al resto de grupos que “se aparten de los consensos” en torno a la violencia machista e intenten “apropiarse” del movimiento feminista.

La viceportavoz de los populares en el Parlamento también aprovechó su intervención para cargar contra Podemos y su líder, Pablo Iglesias; y se ha dirigido a PSdeG y BNG para preguntarles si “van a apoyar” que el dirigente “que dijo de una presentadora que la azotaría hasta que se sangrase” y que encabeza un partido “en el que Carolina Bescansa dijo ser apartada por ser mujer” sea el vicepresidente de un gobierno “de ultraizquierda y radical”.

Medidas del pacto

Alfonso Rueda inició su intervención ante la Cámara, que se produce días antes del 25 de noviembre –jornada en la que se conmemora el Día contra la violencia de género–, apelando a la educación como mejor vía para prevenir la lacra.

El objetivo de su presencia en el Parlamento era detallar las actuaciones desarrolladas y los planes a futuro en Galicia al amparo de los fondos distribuidos desde la Administración central.

Rueda puso el foco en que Galicia “no partía de cero”, ya que 67 de las 115 medidas orientadas a las autonomías “ya estaban muy avanzadas” en su implantación en la Comunidad gallega gracias a la aprobación en la ley aprobada en el año 2007.

Un enorme éxito

En cuanto a los planes de empleo, Rueda destacó que 79 mujeres fueron contratadas a través de los programas orientados a ayuntamientos, que obtuvieron “un enorme éxito” que hizo que se acabaran en dos ocasiones la línea de crédito consignada por la administración.

Por contra, reconoció que el programa para la contratación de mujeres víctimas de violencia de género en el rural “no arrancó con todo el éxito” que la Xunta esperaba, pues solo trece personas fueron contratadas.

Otro de los aspectos resaltados por el número dos del Ejecutivo gallego fue el plan de impulso a viviendas al que se dedicaron un total de 1,5 millones de euros y a través del cual se concedieron alquileres sociales para 51 mujeres en toda Galicia –14 en A Coruña, cinco en Lugo, ocho en Ourense y 24 en Pontevedra–.

En cuanto a las medidas en las que trabaja la Xunta, Rueda anunció la puesta en marcha de una “iniciativa pionera” en el ámbito judicial que, a través de la colaboración con Fiscalía, pretende avanzar en la “reeducación” de menores con medidas judiciales por violencia. El programa vivirá su experiencia piloto en Lugo.

Comentarios