miércoles 15.07.2020

Empleados de Alcoa cortan la A-8 en protesta por los 500 despidos

Miles de vecinos de A Mariña se unen a la plantilla para reclamar la “intervención temporal”
El Presidente del Comité de Empresa de Alcoa San Cibrao, José Antonio Zan, durante la quema de neumáticos en la manifestación del comité de empresa de Alcoa | C. CAstro
El Presidente del Comité de Empresa de Alcoa San Cibrao, José Antonio Zan, durante la quema de neumáticos en la manifestación del comité de empresa de Alcoa | C. CAstro

Miles de vecinos de A Mariña se manifestaron ayer en Ribadeo (Lugo) para reclamar “la intervención temporal” de la factoría de Alcoa en San Cibrao (Cervo) y evitar el despido anunciado de más de 500 trabajadores directos.

“Energía solución” o “Pedrito, mójate” fueron algunas de las proclamas que los manifestantes llevaron por bandera en esta jornada en la que paralizaron un tramo de la Autovía del Cantábrico, la A-8, a su paso por Ribadeo.

Según el presidente del comité de empresa, José Antonio Zan, unas 8.000 personas las que secundaron esta protesta, aunque otras fuentes estimaron la asistencia de unas 4.000 personas.

En todo caso, los miles de manifestantes se pronunciaron ante unos hechos que no se habrían producido si “el Gobierno no hubiese puesto a los trabajadores en la picota”, explicó Zan.

“A Mariña lucense no tiene otra industria que se pueda equiparar a la fábrica de Alcoa”, subrayó Zan, y precisamente por este motivo la comarca entera se movilizó para paralizar la autovía y formar una gran barricada que coró la A-8 en ambos sentidos durante las primeras horas del mediodía.

Para los afectados, el cierre de la factoría sería letal para esta zona de la provincia de Lugo, ya que después de la propia industria, las empresas que más empleos generan son sus propias contratistas. “Todo el mundo” vive de este sector, añadió.

Estatuto
A pesar de que Galicia y el resto de España aún no superaron la pandemia de coronavirus, los trabajadores no pueden permitir que su fuente de ingresos desaparezca. Por ello, los afectados partieron desde la estación de bus de Ribadeo a grito de: “¿Dónde está el estatuto, el estatuto dónde está”?

Sus cánticos también se dirigieron al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la ministra Industria, Reyes Maroto, y a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, para que “se atrevan” a intervenir la factoría de forma temporal “como permite la UE. De esta manera, los vecinos, afectados y “personas que se han incorporado espontáneamente”, así como niños, fueron los portavoces de la mayor de sus reclamaciones: mantener los puestos de trabajo en San Cibrao.

En la autovía, los manifestantes prendieron una gran barricada de ruedas que provocó la paralización del tráfico en la zona. Después, tras más de una hora de manifestación por la autopista, los miles de vecinos y afectados por la decisión de la empresa volvieron a la estación de Ribadeo.

La DGT confirmó que no se produjeron grandes atascos porque se procedió al desvío a través de la salida 508, hacia Vegadeo.

Los operarios del servicio de mantenimiento de carretera se emplearon durante horas para retirar los restos de los neumáticos quemados y, una vez desalojada la calzada, se procedió a abrir la vía de nuevo a la circulación.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aseguró, en su comparecencia de ayer, que está “intentando garantizar los empleos” de Alcoa y la “perdurabilidad de esta importante” industria, después de que los trabajadores cortaran la autovía del Cantábricos.

Tras recordar que el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, que dirige Reyes Maroto, está “hablando con la empresa”, el presidente reconoció que éste ha sido un “tema recurrente” a lo largo de los dos años que lleva al frente del Ejecutivo, para el cual por el momento no se encontró una solución.

Comentarios