Domingo 21.04.2019

Feijóo alerta contra los que se “apresuran a cerrar” parlamentos o a “sustituirlos” cuando “tienen poder”

El presidente de la Xunta defiende la “democracia representativa” al dar las medallas  de la Cámara

 

El titular de la Xunta y el presidente del Parlamento posan con los representantes de la emigración galardonados | x. rey (efe)
El titular de la Xunta y el presidente del Parlamento posan con los representantes de la emigración galardonados | x. rey (efe)

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, reivindicó el papel de la emigración en los orígenes del Parlamento gallego, y defendió la “democracia representativa en momentos en el que es atacada por distintas fuerzas” y en el que hay quienes se “apresuran a cerrar” parlamentos o a “sustituirlos por sucedáneos” cuando “tienen poder suficiente”.


Así lo transmitió en el marco de la entrega de las Medalla del Parlamento, que se concedieron en el día 6 de abril en el que se conmemora la promulgación del Estatuto de Autonomía, y que recogieron catorce entidades que integran la Comisión Delegada del Consejo de Comunidades Gallegas, como legítimos representantes de la emigración gallega.


Feijóo lamentó que “resulte sorprendente que los mismos que consideran superfluos los parlamentos se apresuren a cerrarlos y a sustituirlos por sucedáneos en cuanto tienen poder suficiente”.

“No hay mejor prueba que la democracia, por imperfecta que sea, siempre molesta a los autócratas, las democracias permiten la expresión de un pueblo plural y coral, mientras que los regímenes autoritarios invocan un pueblo ficticio”, remarcó Feijóo, “como bien sabe”, puntualizó, el representante de la hermandad de Caracas. En este contexto, puso en valor que “los grandes cambios que experimenta Galicia en las últimas décadas no se explican sin el binomio de la emigración y la democracia”.


Como “cuna de la democracia parlamentaria” situó no al Reino Unido sino al Reino de Galicia, con el rey Alfonso IX y la reunión que impulsó en León en 1138, pero también en los emigrantes gallegos ante su capacidad para “aunar” los intereses de Galicia en “centros, uniones, lar, casa o hermandad”, “porque lo esencial del Parlamentarismo es el diálogo, el intercambio de ideas, con un incesante sentido comunitario”.

“Que aquellos gallegos de hace doce siglos formaran parte de aquella reunión histórica y que la Galicia emigrante se agrupara en torno a parlamentos improvisados nos obliga a aprovechar también este acto para reivindicar con fuerza la democracia representativa en momentos en los que es atacada con fuerza por fuerzas de diferente signo”, proclamó. Y desde esta perspectiva, dijo que “los grandes cambios que experimenta Galicia en las últimas décadas no se explican sin el binomio de la emigración y la democracia”, con una “Galicia autonómica discípula de la emigración”. Una emigración que ha llevado a casi medio millar de gallegos a vivir fuera de Galicia, el 25% de ellos nacidos en la comunidad gallega y presentes en 137 naciones, hasta configurar “la primera globalización”, pero también “un imperio gallego, específico, pacífico y amable en el que tampoco se pone el sol”, pero “singular” porque “no hay emperador, súbdito, ni colonias”.


Tras recordar la impronta de la emigración en el desarrollo de Galicia, también puso en valor que ha permitido constatar que “ni el minifundio, ni la incapacidad para impulsar grandes empresas colectivas formaba parte” de la esencia gallega.

Comentarios