miércoles 23/9/20

Feijóo sostiene que los verdaderos revolucionarios en el Parlamento discuten, debaten y acuerdan

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, reivindicó ayer a los “verdaderos revolucionarios” en los parlamentos que son, en su opinión, quienes “discuten, debaten y acuerdan”.

 

Feijóo da paso a la intervención de Santalices durante un desayuno informativo | lavandeira jr (efe)
Feijóo da paso a la intervención de Santalices durante un desayuno informativo | lavandeira jr (efe)

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, reivindicó ayer a los “verdaderos revolucionarios” en los parlamentos que son, en su opinión, quienes “discuten, debaten y acuerdan”. Hizo esta reflexión en Santiago durante la presentación de una conferencia del presidente del Parlamento gallego, Miguel Santalices.
Según Núñez Feijóo, el presidente de la Cámara autonómica, con una dilatada experiencia parlamentaria de dos décadas, aprendió de los mejores oradores, “serenos en la forma y contundentes en el fondo”.

Algo parecido a teatro
Y esa debería ser la norma, aseguró, tras la que añadió que “durante los últimos años parecía una excepción”, en la política autonómica y estatal, con “ejemplos al revés, la contundencia para las formas”. La política seria y profunda daba paso a “algo más parecido al teatro que a otra cosa” y parecía que “el mejor político era el que levantaba más la voz o hacía la afirmación más fuerte”, ha continuado.
Feijóo también mostró su “inquietud” por que esa forma de hacer política se extendiera en el tiempo y afirmó que “jamás” se resignó a que fuera así.

Una política de platós
Afortunadamente, afirmó, esa forma de hacer política “más propia de platós de televisión quedó al descubierto, puede entretener durante un tiempo, pero no sirve a los ciudadanos”.
“Reivindico a los verdaderos revolucionarios de cualquier Parlamento; quienes discuten, debaten y acuerdan. Porque lo útil no son las trifulcas que no llegan a ningún sitio, sino los puntos de acuerdo”, señaló.
Para lograr este punto es preciso que haya “directores” que logren estos resultados y “Santalices es uno de ellos”, defendió Feijóo, que destacó que el presidente de la Cámara autonómica “no permite que se menosprecie el Parlamento ni a los parlamentarios” y lo hace con respeto a la legalidad y “cuando evita que se reproduzcan excesos en el hemiciclo de otras legislaturas”
“Con mano izquierda logra que el Parlamento gallego destaque por su trabajo y no por su comportamiento”, incidió Núñez Feijóo, que destacó la “vocación pública” en la trayectoria de Santalices y su empeño en “preservar la salud del Parlamento, que tiene mucho que ver con la salud de Galicia”.
“Igual que su padre pienso que tenía un porvenir en la sanidad, pero entonces en el puzzle de la política gallega faltaría una pieza importante. Han pasado muchos, pero pocos como él”, concluyó.
Por su parte, Miguel Santalices, reivindicó ayer el autogobierno de Galicia y su hecho diferencial dentro de España, sobre la que hizo una encendida defensa de la vigencia de los valores de la Transición. Santalices recordó que el año pasado se cumplieron cuarenta años de las primeras elecciones democráticas desde el fin de la dictadura.

Concordia y generosidad
Dijo que en su opinión se olvidan con frecuencia el ejercicio de “diálogo, generosidad, concordia y cesiones” que unos y otros, en Madrid, Galicia y otros lugares, desde alejados puntos de vista ideológicos permitieron implantar una democracia avanzada perfectamente equiparable a los países del contorno.
También destacó la importancia de los pactos de la Moncloa y el papel del monarca Juan Carlos I, “que hoy ejerce con afouteza y acierto Felipe VI”, porque “justo es reconocerlo”.

Comentarios