miércoles 21/10/20

Ferreiro cree que es un signo de “mala gestión” que todavía se hable del caso de Paula Quinteiro

El alcalde de A Coruña y líder de la Marea Atlántica, Xulio Ferreiro, dijo ayer que el hecho de que todavía se hable del caso de la diputada de En Marea Paula Quinteiro es un signo de “mala gestión”.

Xulio Ferreiro opina que la polémica con Paula Quinteiro se tendría que haber cerrado “en pocas horas” | pedro puig
Xulio Ferreiro opina que la polémica con Paula Quinteiro se tendría que haber cerrado “en pocas horas” | pedro puig

El alcalde de A Coruña y líder de la Marea Atlántica, Xulio Ferreiro, dijo ayer que el hecho de que todavía se hable del caso de la diputada de En Marea Paula Quinteiro es un signo de “mala gestión”.
Así, defendió a Quinteiro, que ha convulsionado la situación interna de En Marea después de que se enfrentase con agentes de la Policía Local en la noche del 18 de marzo cuando se estaban produciendo incidentes vandálicos.

En una entrevista en el circuito gallego de la Cadena SER, Ferreiro sostuvo que con unas disculpas debería haber sido suficiente. “Creo que no es tanto lo que pudo hacer o dejar de hacer Paula, es más la gestión que hubo detrás. Una polémica que podría haber durado 24 horas se está convirtiendo en un problema de magnitud por la gestión que está haciendo y eso es un error de gestión”, aseveró Ferreiro.

Ve innecesario “seguir revolviendo un asunto que ya no da más de sí” en el que hubo “una mala gestión, no de una persona en concreto, hay varias personas que toman decisiones en diferentes sentidos”, agregó. “La prueba es que varios meses después se sigue hablando de esto”, opinó el regidor coruñés.
Ferreiro censuró, aunque sin citarlo directamente, al portavoz de En Marea, Luís Villares, después de que se haya convocado un proceso de consulta a las bases sobre este asunto, y remarcó que “no consiguió el consenso que tendría que haber alcanzado”.

Crisis política
“Creo que Paula ya dio las explicaciones que tenía que dar en su momento, creo que la cosa puede ser más o menos acertada, pero no es para montar una crisis política de tal magnitud”, criticó, entendiendo que se ha seguido “el argumentario de quien no quiere bien a Paula Quinteiro, ni a En Marea ni a su espacio político”.
Por este motivo, insistió en que no se debería estar hablando de las cuestiones internas de la organización y la polémica se tendría que haber cerrado “en pocas horas”, con “las disculpas aceptadas y ya está”, “no seguir revolviendo un asunto que ya no da más de sí”.
En Marea celebra esta semana una consulta no vinculante promovida desde la dirección rupturista, que pretende que los inscritos fijen la “opinión política” de la organización sobre el caso de Paula Quinteiro.

El caso de la diputada ha reavivado la división interna que atraviesa En Marea desde hace más de un año, surgida tras las elecciones a los órganos de dirección del partido instrumental.
Desde entonces, un sector crítico se mantiene enfrentado con la dirección que encabeza Luís Villares, quien pactó con listas (promovidas por Cerna y una parte de Anova) ajenas a la candidatura de consenso que él mismo lideraba para reforzar su liderazgo en el partido instrumental.
Los casi 2.400 inscritos con los que cuenta En Marea en la actualidad están llamados a participar en una votación que emitirá una “opinión política” no vinculante acerca de la continuidad en el Pazo do Hórreo de Quinteiro, sobre quien recae la decisión definitiva de renunciar o no a su acta.
Las votaciones tendrán lugar entre las 10.00 horas de mañana y las 22.00 horas del miércoles. Los resultados se harán públicos al día siguiente.
El citado sector crítico llama a no participar en una consulta que consideran “ilegítima” y que contradice los reglamentos del partido instrumental.

Comentarios