miércoles 18.09.2019

El fiscal de medio ambiente reconoce que aún no se puede conectar ninguno de los fuegos

El fiscal delegado de Medio Ambiente en Galicia, Álvaro García Ortiz, descartó la existencia de una trama organizada para provocar incendios y, a tenor de las primeras investigaciones

Álvaro García Ortiz responde a una pregunta | aec
Álvaro García Ortiz responde a una pregunta | aec

El fiscal delegado de Medio Ambiente en Galicia, Álvaro García Ortiz, descartó la existencia de una trama organizada para provocar incendios y, a tenor de las primeras investigaciones, no observó una conexión entre los distintos fuegos.

García Ortiz explicó en declaraciones a la Cadena Ser que “sigue siendo pronto” para conocer las causas de los incendios, una investigación que aseguró “es muy laboriosa, muy complicada”. “Por lo que tenemos hasta ahora no podemos conectar ninguno de los incendios que estamos estudiando”, señaló.

Así, indicó que tras la excitación de los primeros momentos y de vivir “con dramatismo” lo ocurrido, ahora es hora de la investigación pero admitió que “todavía es pronto” porque hay que ir hacia atrás, el origen de cada uno de los incendios.

Pocos datos

“Hasta que no seamos capaces de ver esos puntos de inicio tendremos muy pocos datos sobre la intencionalidad o naturaleza de los fuegos”, manifestó.

Respecto a las expresiones de estos días en alusión a la existencia de un “terrorismo incendiario”, como lo califica la Xunta, ha puesto en contexto “las expresiones que de una manera coloquial” colocan la palabra “terrorismo” para “magnificar un suceso”, pero lo ha diferenciado de lo que en realidad puede ser un fenómeno terrorista o el terrorismo en el código penal, que son “cuestiones bastante diferentes”.

“No tenemos datos para entender que haya organización o un concierto de personas para provocar en sí mismo daño o mal

de una manera directa”, afirmó García Ortiz.

De todas formas, el fiscal delegado subrayó la necesidad de “descartar algunos imaginarios” que circulan cuando se produce una ola de incendios, como la madera o la recalificación urbanística de los predios, porque son “algunas circunstancias que están básicamente ya superadas” en esta sociedad que se enfrenta a “otro tipo de problemática”.

Comentarios