jueves 26/11/20

Hallan muerta en su celda de Brieva a Rosario Porto y Prisiones trata de esclarecer lo ocurrido

La mujer cumplía condena por matar a su hija, Asunta Basterra, y le habían retirado el protocolo antisuicidios

Imagen de archivo de Rosario Porto, condenada por la muerte de Asunta Basterra | lavandeira jr. (EFE)
Imagen de archivo de Rosario Porto, condenada por la muerte de Asunta Basterra | lavandeira jr. (EFE)

Rosario Porto, que cumplía condena por matar a su hija Asunta Basterra, apareció ahorcada ayer en la cárcel de Brieva, en Ávila, según confirmaron fuentes penitenciarias. Las mismas fuentes afirmaban también que Instituciones Penitenciarias abrió una investigación para esclarecer lo ocurrido en la cárcel.

Según informaron desde la Delegación del Gobierno, los funcionarios de vigilancia de la prisión abulense hallaron el cuerpo de Porto durante el recuento que se realiza cada mañana en la celda que ocupaba ella sola.

Tras el hallazgo, se le practicaron maniobras de reanimación y se dio el aviso al Servicio de Emergencias 1112, que se trasladó hasta la prisión pero que solo pudo certificar la muerte de la mujer.

Asimismo, se dio aviso al juzgado de guardia y a la familia de la fallecida mientras que se abrió dicha investigación para esclarecer lo ocurrido mientras se le realiza la autopsia al cadáver de Rosario Porto.

Ninguna despedida

Según los datos que las distintas fuentes fueron comunicando a lo largo de la jornada de ayer, Porto utilizó una tela para ahorcarse desde la ventana de su celda y no tenía “preso sombra” desde poco después de ser trasladada en marzo a este centro penitenciario de mujeres, ya que el equipo de psicólogos determinó que podía hacer vida normal con el resto de internas en un módulo ordinario.

En la celda que sólo ocupaba ella no apareció ninguna carta ni escrito, y tampoco nada sospechoso o prohibido, aunque sí dejó recogida todas sus pertenencias en bolsas antes de quitarse la vida.

A la prisión de Brieva llegó el pasado mes de marzo después de pasar por otros dos centros penitenciaros en Galicia, el de Teixeiro y A Lama, donde sí se le aplicó varias veces el Protocolo de Prevención de Suicidios (PPS). Los funcionarios vigilaban sus cambios emocionales en el cumplimiento de los 18 años de prisión.

Episodios anteriores

Porto protagonizó varios episodios antes, como la ingesta de pastillas o el uso de unos cordones alrededor del cuello en lo que se interpretó internamente como una llamada de atención, ante la imposibilidad de quitarse la vida con dichos cordones.

El protocolo antisuicidios no se puede mantener de forma indefinida ya que implica que el interno esté 24 horas supervisado con lo que se denomina “preso sombra”, normalmente en la enfermería. En el caso de la condenada por matar a su hija Asunta, se decidió por parte de los psicólogos renunciar al protocolo debido a la evolución favorable una vez que llegó a Brieva, donde ejercía una “cierta ascendencia” hacia el resto de reclusas por su condición de abogada.

También dio muestras de mejoría porque se cuidaba físicamente y pedía cremas y otros productos de belleza, haciendo vida normal en el módulo ordinario que compartía con otras presas, de ahí la sorpresa causada entre los funcionarios y la dirección de Brieva por utilizar una tela para ahorcarse.

El desenlace de Porto se produce sin que ella nunca admitiese su participación ni la de Alfonso Basterra en el asesinato de la menor que fue encontrada sin vida en una pista forestal próxima a una casa propiedad de la mujer y que, precisamente, el pasado mes de octubre se incendió causando importantes daños.

Comentarios