martes 16.07.2019

Luís Villares destaca que En Marea representa a “la unidad ciudadana” que “no se subordina”

Antón Sánchez dice que Anova rompió con Podemos y EU porque no se podía llegar a “un acuerdo entre iguales”

Villares estuvo ayer en A Coruña con los candidatos de En Marea | pedro puig
Villares estuvo ayer en A Coruña con los candidatos de En Marea | pedro puig

El portavoz de En Marea, Luis Villares, aseguró ayer que el partido instrumental representa “la unidad ciudadana” que “no se subordina” a los partidos políticos “clásicos” y que no obedece a nada más que “al clamor social por ampliar derechos”.


Así lo señaló Villares en la presentación en A Coruña de la candidatura de En Marea para las próximas generales, en las cuales la organización política no concurrirá de la mano de Podemos, Anova y Esquerda Unida.


En este sentido, indicó que, frente a la división de las organizaciones políticas, en las “grandes movilizaciones” en defensa de la igualdad entre mujeres y hombres, a favor de la justicia ecológica, o para proteger los servicios públicos como la sanidad o la enseñanza “no existe división”.
“Esas luchas no están fraccionadas. Ahí no existe división. Ahí existe más unidad que nunca, y En Marea quiere representar esa unidad ciudadana a favor de una serie de bienes comunes, de unos principios que en definitiva buscan ampliar derechos, que la gente viva un poco mejor, oportunidades para que todo el mundo sea un poco más feliz”, señaló.


Además, insistió en que este “tiempo nuevo” es el tiempo “de la esperanza” por lo que la organización presenta una candidatura para el Congreso y el Senado que quiere acompañar esta nueva época de “ilusión y futuro”.


Preguntado por los periodistas sobre por qué En Marea ha decidido no presentarse en la misma coalición que en las últimas generales, el portavoz evitó responder directamente pero aseguró que las “únicas condiciones” que En Marea puso para integrar la candidatura fueron “el compromiso con la ética, con el programa y con la participación en primarias abiertas a la ciudadanía”.


“Respondemos ante estos principios: la idea de regeneración democrática, la idea de participación y la idea de compromiso ético con una serie de principios, esas fueron las únicas condiciones que el espacio político En Marea puso para integrar esta candidatura”, subrayó Villares.


Asimismo, añadió que En Marea ha apostado por candidatos “que representan la diversidad social”, por lo que en sus listas hay “gente que viene del mundo del trabajo, del feminismo y del ecologismo”. “Gente comprometida que lucha porque quiere un futuro mejor”, sentenció.

Municipales
En otro orden de cosas, Luis Villares reivindicó el espacio municipalista y el modelo de mareas como la Marea Atlántica de A Coruña, “que en su día supieron recoger las inquietudes de los vecinos y sumar toda esa fuerza a favor de un proyecto común”.


“Ese es el modelo por el que apostamos para conseguir llevar el cambio tan necesario al Estado”, indicó el portavoz.


En este sentido, la división de las elecciones generales entre En Marea y el resto de grupos políticos no se trasladará a las municipales en A Coruña, ya que el partido instrumental no presentará una candidatura diferente.

“Nuestro referente en A Coruña es la Marea Atlántica. Yo si estuviese empadronado en A Coruña votaría sin duda alguna a la Marea Atlántica en las elecciones municipales”, sentenció Villares.
 
Fuera del espacio
Mientras En Marea presenta su candidatura, el portavoz nacional de Anova –que finalmente no estará en las generales ni con los de Villares ni con Podemos y Esquerda Unida–, Antón Sánchez, aseguró que la formación que encabeza tomó la decisión de romper las negociaciones con Podemos y EU para la configuración de una alianza electoral para las generales al “no ser posible” alcanzar “un acuerdo entre iguales” que fuese “similar” al que hubo en la coalición En Marea para las últimas elecciones a las Cortes.


Con todo, en una entrevista  en Europa Press, Antón Sánchez evitó entrar en detalle sobre qué cuestiones empujaron a la formación a tomar la decisión de abandonar las negociaciones.
Unas convesraciones que encallaron al poco de iniciarse por la intención de Podemos y Esquerda Unida de colocar a Yolanda Díaz como cabeza de lista por Pontevedra, puesto reservado para Anova en las candidaturas de las generales en 2015 y su repetición en 2016.


“En las negociaciones partíamos de un acuerdo entre iguales similar al de 2015 y 2016. No fue posible. Ahora entrar a hablar en lo concreto de cada una de las cosas ya no tiene sentido porque creemos que la decisión de Anova también implica que no queremos perjudicar a las alternativas de izquierda”, aseguró el también viceportavoz de En Marea en el Parlamento gallego.


Así, Anova ha acordado no presentarse a las elecciones generales, una postura a la que han llegado, según su portavoz nacional, por una “suma de factores”, entre los que sitúa la falta de receptividad por parte BNG y En Marea a configurar “un frente amplio”.

Comentarios