sábado 19.10.2019

En Marea se queda con Sande como senador pese a la ruptura del grupo

 

Villares formaliza su pase al mixto y pide a sus excompañeros un cambio en la denominación

 

En Marea se queda con Sande como senador pese a la ruptura del grupo

El exedil coruñés por Marea Atlántica José Manuel Sande será elegido senador por designación autonómica la próxima semana al haber validado la Mesa de la Cámara la propuesta de En Marea pese a la ruptura del grupo.

La petición de abandonar el grupo por parte de Luís Villares y tres parlamentarios se formalizó ayer por la mañana, por lo que no será efectiva hasta la convocatoria del siguiente pleno.
La Mesa del Parlamento decidió que el grupo parlamentario de En Marea mantenga el derecho a escoger un senador por designación autonómica a pesar de perder su condición de primera fuerza de la oposición en la Cámara con la salida al grupo mixto de Villares y los otros diputados.


De este modo, Sande, elegido por los diputados críticos con Villares en un proceso interno que terminó por dinamitar las relaciones en el grupo de En Marea y provocar su ruptura, se convertirá en senador si supera el trámite parlamentario.


En una reunión celebrada a las 14.00 horas de ayer –dos horas después de que Villares presentase el escrito formal de su pase al mixto junto con otros tres compañeros en el grupo de En Marea–, la Mesa del Parlamento acordó seguir adelante con el procedimiento iniciado el pasado martes en la junta de portavoces, en la que se decidió el reparto de senadores en función de la correlación de fuerzas de los grupos en el Pazo do Hórreo.

Configuración
De este modo, entiende que la tramitación de la propuesta para la elección de los senadores autonómicos “toma como referencia” la configuración de la Cámara en el momento en el que se dio luz verde al procedimiento. Esto fue el pasado martes 18 de junio, cuando todavía no se había anunciado la ruptura del grupo de En Marea que supone la pérdida de su condición de segunda fuerza con derecho a escoger un representante en la Cámara Alta.

La decisión fue adoptada con base en el criterio de los servicios jurídicos del Parlamento de Galicia. Asimismo, la Mesa también aclara que “la tramitación y votación” de los senadores “continuará su curso con independencia de los acontecimientos internos que se puedan producir a partir de la fecha de inicio del procedimiento para salvaguardar la seguridad jurídico”.

La Mesa mantiene el criterio usado para seguir adelante con la elección de senadores y, por lo tanto, los diputados que han pedido su ingreso en el mixto pertenecerán a las filas del grupo de En Marea al haber hecho la solicitud después de la configuración del orden del día de la sesión.
Esta situación podría deparar que Villares, a pesar de haber roto con el grupo, sea quien realice la pregunta al presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, durante la sesión de control al gobierno al figurar a su nombre la iniciativa registrada en la Cámara como portavoz de En Marea.
Por su parte, ninguno de los tres diputados que acompañarán a Villares en el mixto –Paula Vázquez Verao, Davide Rodríguez y Pancho Casal– registró para este pleno iniciativa alguna para su defensa ante la Cámara.


Mientras, Villares formalizó ayer su solicitud para abandonar el grupo del partido instrumental y pasarse al mixto junto con los otros tres diputados.


En declaraciones en los pasillos del Pazo do Hórreo, Villares confirmó la presentación de la petición ante los servicios de la Cámara y aprovechó para reclamar a los diputados que permanecen adscritos a En Marea que cambien la denominación del grupo parlamentario, toda vez que reniegan de su pertenencia al partido instrumental.


Y es que para Villares y los tres diputados que lo acompañarán al grupo mixto, “lo lógico” es que el hasta ahora grupo de En Marea “adquiera el nombre de Podemos o el que decidan”, y ellos, como personas leales a la organización homónima, puedan “usar el nombre” del partido instrumental para su acción parlamentaria, algo que sería extraoficial.

Fuentes del Parlamento de Galicia señalaron que cabe la posibilidad de que un grupo decida cambiar su denominación formal en el medio de la legislatura, aunque esta petición tendría que ser evaluada por los servicios jurídicos de la Cámara.


Por su parte, el diputado de En Marea y portavoz nacional de Anova Antón Sánchez indicó que es preciso abrir un período de “reflexión política” después de la ruptura del grupo parlamentario.

Precedente
“Esperemos que haga un buen trabajo en el Senado”, apuntó el portavoz nacional de Anova con respecto a Sande, y lamentó una ruptura que revive lo acontecido con la predecesora de En Marea, Alternativa Galega de Esquerdas (AGE), que en la pasada legislatura y con Sánchez como diputado, vio como tres de los nueve parlamentarios obtenidos en las urnas terminaban en el grupo mixto.


Además, Sánchez dijo que no ve en la elección del nuevo portavoz una cuestión prioritaria. Después de que Villares, que ejercía la labor de portavoz desde la constitución del grupo, formalizase su decisión de pasar al grupo mixto, En Marea debe buscar un nuevo encargado para esa función.


Y la diputada de Galicia en Común Yolanda Díaz instó a “dejar las luchas internas” tras la ruptura de En Marea en el Parlamento de Galicia.

Comentarios