jueves 24/9/20

Muere el copiloto de un avión que cayó cuando apagaba un incendio en Ourense

El fallecido es un vecino de Portugal que viajaba en la nave junto a un compañero, que está herido
Un momento del rescate de los ocupantes del hidroavión | BRAIS LORENZO (EFE)
Un momento del rescate de los ocupantes del hidroavión | BRAIS LORENZO (EFE)

El accidente de un hidroavión portugués, que se estrelló ayer cuando combatía un incendio declarado en el transfronterizo Parque del Gerês-Xurés entre España y Portugal, se saldó con el copiloto de la aeronave fallecido y una segunda persona, el piloto del avión, herido de gravedad.

El fallecido, un vecino de Portugal de 65 años, murió a causa de las lesiones sufridas. De ello informó la Consellería do Medio Rural, que explicó que el otro piloto sufre varios politraumatismos y ha sido evacuado a un hospital de Portugal en un helicóptero del país vecino. Al punto también se trasladó el helicóptero Pesca I de la Xunta. Por su parte, la Delegación del Gobierno precisó que el fallecido es de origen portugués mientras que el otro piloto herido es español.

Ambos formaban parte del operativo de extinción de incendios portugués que trabajaba en este incendio que afecta al Parque Natural Baixa Limia - Serra do Xurés en ambas regiones.

En concreto, el avión accidenteado es una aeronave CL-2015 de la empresa civil Babcock, con sede en Matacán, Salamanca, a la que el gobierno de Portugal tiene alquilados tres aviones –dos operativos y uno en reserva– en operados por Protección Civil en el aeropuerto de Castelo Branco.

El incendio en el que el hidroavión prestaba labores de extinción y que afecta al Parque Natural da Baixa Limia-Serra do Xurés se registró en Lobios (Ourense) a las 08.00 horas de la mañana procedente de Portugal.

El incendio forestal continúa activo y sin control, tras quemar una superficie provisional de 170 hectáreas. El fuego, que arrancó en la zona lusa y que se extendió a Lobios, parroquia de Manín (en Ourense) se sitúa dentro del Parque Natural del Xurés y ha obligado a movilizar a cinco agentes, quince brigadas, seis motobombas y 18 medios aéreos que siguen tratando de frenar su avance.

En declaraciones a Efe, la alcaldesa de Lobios, Maricarmen Yáñez, explicó que el fuego sigue avanzando sin control favorecido por las altas temperaturas y el viento así como su ubicación, en una zona “de muy difícil acceso” para los medios terrestres.

Por su parte, el conselleiro de Medio Rural en funciones, José González, trasladó su pésame a la familia del hombre de 65 años fallecido. El titular de Medio Rural se desplazó al lugar del siniestro, donde puso en valor la “extraordinaria labor que realizan los servicios de extinción”.

En su intervención, José González advirtió de que “cuando alguien intencionadamente provoca un incendio puede causar daños no solo en los bienes, sino también en las personas”, como, según indicó, se produjo en este suceso. En este sentido, hizo un llamamiento a la ciudadanía a que denuncie a través del teléfono anónimo y gratuito 900 815 085 “cualquier comportamiento sospechoso”.

Por su parte, la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, pidió una investigación sobre las causas del accidente. Además, la diputada ourensana Noa Presas anunció que la próxima semana pedirá una comparecencia de la Xunta en el Parlamento para que informe de todos los “detalles” que se recaben. A través de varios mensajes en su cuenta de Twitter, Pontón afirmó que era “ un día de luto para Galicia”. l

Comentarios