martes 12.11.2019

Noriega acusa al PP de “instrumentalizar” el caso de Quinteiro y Paula Verao pide que la diputada dimita

El alcalde de Santiago de Compostela, Martiño Noriega, ha tomado “distancia consciente” sobre la situación que vive En Marea a raíz del incidente con la Policía Local en el que se vio implicada la diputada Paula Quinteiro y que ha derivado en una división interna entre sectores ya antes enfrentados.

Martiño Noriega, junto a Luís Villares, en un acto del pasado mes de enero| aec
Martiño Noriega, junto a Luís Villares, en un acto del pasado mes de enero| aec

El alcalde de Santiago de Compostela, Martiño Noriega, ha tomado “distancia consciente” sobre la situación que vive En Marea a raíz del incidente con la Policía Local en el que se vio implicada la diputada Paula Quinteiro y que ha derivado en una división interna entre sectores ya antes enfrentados.


En declaraciones a los medios, Noriega, que en días pasados cuestionó la gestión que se hizo a raíz de la cuestión policial, manifestó que su preocupación ahora es Compostela Aberta y el espacio local. “Y lo que nos toca en Compostela Aberta es trabajar en un espacio consolidado que me consta que es una amenaza para el PP”, subrayó.

De hecho, acusó a los populares de “instrumentalizar” el caso de la diputada y señaló directamente al portavoz local del PPdeG, Agustín Hernández, que “está absolutamente desacreditado”. “Yo creo que cada día lo hace peor”, juzgó en referencia al dirigente popular.

Ironizó con que Hernández pidiese al Ayuntamiento, en donde llevará una moción al pleno, que se “personase” en la causa de la parlamentaria, en “un caso que tuvo una incidencia menor”. “Cuando lo que deberíamos haber hecho es habernos personado cuando él públicamente y gravado por cámaras tiraba mierda al río Sar”, advirtió.
Noriega no quiso opinar sobre las declaraciones del portavoz parlamentario y del partido, Luís Villares. “No estoy en posición de aportar nada nuevo”, manifestó, remitiéndose a su posición “fijada” en días anteriores y volviendo a insistir en que está “absolutamente centrado en la dinámica de la ciudad, que bien vale la pena el esfuerzo”.

Con todo, públicamente se ha sumado también a la petición de dimisión que exigió Villares la parlamentaria Paula Vázquez Verao, que es del partido Cerna (escindidos de Anova), y que forma parte del grupo que actualmente es hegemónico en el Consello das Mareas. “Creo que debería dimitir. Puede ser que sea injusto para ella, pera a veces hay que decidir entre lo que exige la ciudadanía y situaciones que escapan a nuestro control. Si esto mismo le ocurriese al PP, exigiríamos la dimisión”, dijo, en una entrevista en la Radio Galega.

Además, la posible consulta interna sobre la revocación de su cargo ha tensionado aún más la convivencia interna y le ha valido los reproches de parte de su grupo en la reunión que mantuvieron para preparar el pleno.

Comentarios