domingo 08.12.2019

El PPdeG aprueba hoy en solitario el techo de gasto entre las críticas de la oposición, que lo ve “insuficiente”

El portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy, confirmó ayer que su grupo votará a favor en la sesión plenaria de hoy de la aprobación del techo de gasto no financiero para la comunidad autónoma con el objetivo de “dar estabilidad económica” a Galicia.

Manuel Miguel Pozo Guerra recogió la acreditación de peregrino 300.000 junto a Rodríguez, Feijóo y Barrio | xoán rey (efe)
Manuel Miguel Pozo Guerra recogió la acreditación de peregrino 300.000 junto a Rodríguez, Feijóo y Barrio | xoán rey (efe)

Por contra, los tres partidos de la oposición –En Marea, PSdeG y BNG– ya anunciaron su posición contraria al considerar las cuentas “insuficientes”.

Puy destacó que, a raíz de este trámite, los presupuestos para 2019 “entrarán en la Cámara en plazo”, un “síntoma de salud y estabilidad política” que, sin embargo, “no es lo que se produce en la mayoría de las comunidades” ni en el Gobierno del Estado.

De acuerdo con el portavoz popular, la nueva propuesta de techo de gasto, fijado en 9.850 millones de euros, “refleja un modelo de economía pública” en el que se disponen “más recursos” para los servicios públicos “al tiempo que se mantiene o incluso se disminuye la presión fiscal sobre la ciudadanía” y persiste “la certidumbre” para el conjunto de actores económicos.

Sin embargo, estos argumentos no han bastado para convencer al resto de formaciones del Parlamento, cuyos portavoces también anunciaron su voto, en este caso negativo.

“Cheque en blanco”
Así, la oposición considera que la aprobación de este techo de gasto supone un “cheque en blanco” para el Gobierno gallego, que dirige Alberto Núñez Feijóo.

Al respecto, la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, destacó que su formación votará en contra de esta propuesta por considerar que es “insuficiente” para cubrir las necesidades en materia de servicios públicos, dependencia y creación de empleo”. “Insuficiente para empezar a revertir los efectos de los recortes”, ha añadido.

“Mero formalismo”
Asimismo, acusó al PP de reducir el debate a un “paripé” ya que “fijar el techo de gasto tendría que ser el primer paso para la elaboración de unos presupuestos que ya están redactados”, y por el “sin sentido” de que la capacidad de gasto de Galicia “se decida a cientos de kilómetros en Madrid y Bruselas” lo que, en su opinión, reduce a un “mero formalismo burocrático” un debate que tendría que ser clave para las cuentas.

Tras ello, aprovechó para hacer referencia al pacto presupuestario entre PSOE y Podemos en el Estado y, aunque reconoció aspectos positivos como la subida del salario mínimo, criticó que apenas avance en “derechos robados”.
Por su lado, el portavoz parlamentario del PSdeG, Xoaquín Fernández Leiceaga, también rechazó el techo de gasto por considerar que supone un “cheque en blanco” para asumir una reforma fiscal sin explicar a través de un “debate serio”.

Además, después de que la Xunta de Portavoces fijase la organización del pleno que tendrá lugar hoy, Leiceaga aseguró que la documentación aportada por el Gobierno gallego solo ofrece una “estimación parcial” de los efectos de la dicha reforma sin explicar que impuestos quiere modificar.

“Más papista que el papa”
Asimismo, censuró que “anuncien una reducción de impuestos” pero que, al tiempo, “incrementen un 33 por ciento los ingresos financieros, que incluyen tributos propios de la Xunta. “Las previsiones del Gobierno gallego condenan a Galicia a permanecer un año más muy por debajo de la capacidad de creación de empleo del resto del Estado, un factor fundamental para revertir la crisis demográfica y garantizar la sostenibilidad del sistema de bienestar de Galicia, argumentó.


Para En Marea, Feijóo continúa “obcecado” en ser “el alumno más aventajado” de las “políticas austericidas”, lo que, según su viceportavoz parlamentario, Antón Sánchez, lleva al presidente gallego a ser “más papista que el papa” y desechar acogerse a la flexibilización del techo de gasto que permite el Gobierno central.


De hecho, Sánchez censuró que se inicie el “debate presupuestario” con la fijación del techo de gasto, con lo que se prioriza cumplir “con los bancos y las instituciones financieras” en lugar de atender “las necesidades de las personas”.

En este sentido, Antón Sánchez también lamentó que Feijóo “critique” al Gobierno central por flexibilizar el techo de gasto pues “esta crítica es ahondar más en el sufrimiento colectivo” y hace que “la Xunta de Galicia se autoimponga más restricciones de las que le impone la Unión Europea y el Estado”.

Comentarios