miércoles 27/1/21

La reforma de la ley del aborto centra un debate muy tenso en el Parlamento

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ofreció ayer a los grupos de la oposición un “consenso inteligente, aunque sea de mínimos” sobre la nueva ley de interrupción del embarazo, que fue fuertemente contestado y rechazado.

Jorquera se dirige a Feijóo durante la sesión de ayer	efe
Jorquera se dirige a Feijóo durante la sesión de ayer efe

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ofreció ayer a los grupos de la oposición un “consenso inteligente, aunque sea de mínimos” sobre la nueva ley de interrupción del embarazo, que fue fuertemente contestado y rechazado.

En una bronca sesión de control, con preguntas sobre la futura ley del aborto, y con continuas interrupciones, el presidente gallego recordó que se trata todavía de “un texto inicial” del que propuso analizar los “aspectos positivos”, ya que, en su opinión, “contiene avances”, como despenalizar a la mujer que decide abortar.

Núñez Feijóo respondió de modo acumulado a sendas preguntas de los portavoces del PSdeG, José Luis Méndez Romeu, y del BNG, Francisco Jorquera, que defendieron el derecho de las mujeres a decidir sobre su maternidad y coincidieron en calificar el texto presentado por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, como una norma “reaccionaria”.

caminos morales

El portavoz socialista en el Parlamento gallego, José Luis Méndez Romeu, criticó la posición partidista del PP y recordó que, entonces bajo la denominación de AP, este partido recurrió al Constitucional la ley socialista de 1985.

“Proponen un sistema limitador, sumamente restrictivo y lleno de condiciones disuasorias e incluso vejatorias para la dignidad de las mujeres. Llevarán a muchas mujeres a la clandestinidad, a condiciones humillantes en manos de personas sin escrúpulos, volverán otra vez las mujeres desangradas por prácticas abominables”, ha reprochado a Núñez Feijóo.

Ha tachado de postura “cínica y farisaica” la postura del PP, porque permitirá ir a abortar a Francia o a Portugal a las mujeres que puedan y a las que no, “castigo y burocracia de infierno”.

Núñez Feijóo replicó a Méndez Romeu que los votos no dan derecho a cambiar las cuestiones fundamentales, como él mismo dijo, pero si embargo, destacó, el PSOE modificó la ley del aborto en 2010 sin llevarlo en el programa y también “cambiaron los grandes consensos que había sobre estructura territorial, déficit público o equilibrio cuentas públicas”.

Francisco Jorquera acusó a Núñez Feijóo de querer cultivar una falsa imagen de persona centrista y sensata en los medios de comunicación de Madrid”. “¿De verdad piensa que tiene los mismos derechos un óvulo fecundado que una mujer?”, preguntó.

“Sobre cuestiones morales y éticas no tenemos que coincidir plenamente. Yo, con todos los respetos, nunca asumiría ir en una coalición electoral con Bildu. Sobre la vida hay distintas concepciones”, replicó Feijóo.

Comentarios