martes 20/10/20

Sánchez reitera que En Marea debe conectar con la gente y no ser “marketing electoral”

El viceportavoz de En Marea y líder de Anova, Antón Sánchez, remarcó que la “unidad popular” de las fuerzas rupturistas no puede limitarse a “márketing electoral”, al tiempo que reconoció que “lo que lastra el futuro” de la formación es “no estar conectado con los problemas de la gente”.

Sánchez y Villares acuden a la Xunta de Portavoces | lavandeira jr (efe)
Sánchez y Villares acuden a la Xunta de Portavoces | lavandeira jr (efe)

El viceportavoz de En Marea y líder de Anova, Antón Sánchez, remarcó que la “unidad popular” de las fuerzas rupturistas no puede limitarse a “márketing electoral”, al tiempo que reconoció que “lo que lastra el futuro” de la formación es “no estar conectado con los problemas de la gente”.
Así se expresó ayer a preguntas de los periodistas sobre el caso de Paula Quinteiro, la diputada de En Marea que se vio envuelta en un altercado con la Policía hace ya más de un mes y cuya dimisión reclama la dirección del partido instrumental y su portavoz, Luís Villares, en contra de la opinión mayoritaria del grupo.
Respecto a ello, Sánchez indicó que no tiene “nada que añadir” sobre este asunto más allá de lo dicho en otras ocasiones: “están los procedimientos abiertos dentro de la organización”.

Preguntado sobre el “futuro” de En Marea en un momento en el que desde Podemos se da por “fracasado” el modelo de partido instrumental, como aseguró su secretaria xeral, Carmen Santos; el portavoz nacional de Anova reiteró que “el futuro” de las fuerzas rupturistas pasa por “el trabajo de cada día dando respuesta a los ataques del PP desde las instituciones contra los gobiernos municipales y estando conectados con los movimientos sociales”.
“El trabajo es el que cimenta nuestro futuro”, comentó para luego teorizar con que si En Marea no “defiende a los compañeros que resisten el asedio de una derecha corrupta que se cree con el derecho divino a gobernar las ciudades” y si permanecen “desconectados” de las necesidades de la gente, la izquierda rupturista “no tendrá futuro”.
A continuación, defendió que En Marea y, por extensión, la izquierda rupturista no puede limitarse a ser “márketing electoral” porque aspira a “cambiar radicalmente” la sociedad al llegar a la política para “no aceptar los marcos” que se imponen.

Comentarios