sábado 19/9/20

Villares evita la polémica y trata de ganar tiempo en el caso “Quinteiro”

El portavoz parlamentario de En Marea, Luís Villares, evitó ayer avivar la polémica interna a raíz del incidente que mantuvo la diputada Paula Quinteiro con la Policía Local de Santiago en la madrugada del 18 de marzo  .

Villares evita la polémica y trata de ganar tiempo en el caso “Quinteiro”

El portavoz parlamentario de En Marea, Luís Villares, evitó ayer avivar la polémica interna a raíz del incidente que mantuvo la diputada Paula Quinteiro con la Policía Local de Santiago en la madrugada del 18 de marzo y quiso centrar el debate público en las iniciativas políticas de su formación.
Sus palabras fueron acompañadas y secundadas por el diputado Manuel Lago, una de las personas que como casi la práctica mayoría del grupo arropó la continuidad de Quinteiro y la apertura de un expediente interno para aclarar lo ocurrido y suactuación en el control policial nocturno a raíz de una  denuncia por vandalismo.

Villares, a diferencia de hace ahora una semana cuando compareció solo y a título personal instó a Quinteiro a dimitir, ofreció una rueda de prensa acompañado del portavoz económico de su grupo y a preguntas sobre la evolución del caso internamente aseguró que no había “novedades” e insistió en que En Marea “decepcionaría” si no “centrase” el interés “informativo” en las iniciativas políticas que impulsa.

Rebajar el tono
Hasta nueve preguntas en la rueda de prensa sirvieron para que Villares rebajara el tono con respecto a la semana pasada ganando así tiempo sobre lo que sugirió el lunes pasado: una posible consulta a los inscritos de En Marea sobre la decisión que debería tomar la diputada Paula Quinteiro al respecto de su acta.

Precisamente, ya matizó en días pasados que él no había lanzado un ultimátum de una semana para adoptar una decisión sobre su futuro y, de hecho, la consulta a los inscritos no tiene fecha para su celebración.

Con todo, aunque Villares en su doble faceta de portavoz parlamentario y portavoz del partido instrumental trató ayer de liberar tensiones internas, la dirección política mantiene el pulso a la diputada y espera respuesta a la petición de dimisión que adoptó el Consello das Mareas de instarle a que deje su acta.

Defraudar a la ciudadanía
A la pregunta de si consideran que están defraudando al electorado, Villares aseguró que se “defraudaría a la ciudadanía si no se explicase cuál es la crítica a la ejecución presupuestaria que hizo Feijóo en 2017”, asunto del que trataba la rueda de prensa.


“Sería defraudar que no hiciésemos esta crítica y presentásemos una alternativa. La preocupación del grupo está en este momento en seguir transmitiendo su oferta de alternativa política para este país”, aseveró. “Todos los que componemos el grupo tenemos este compromiso”, dijo.

A la pregunta de cuándo sabrán si hay novedades, Villares ha remarcado que “no hay novedades sobre lo que ya está explicado”. “Sí que decepcionaríamos, y forma parte del interés informativo, que nosotros hablásemos de las cosas que preocupan a la gente y de las alternativas que ofrecemos y no solo de ese asunto sobre el que también nos pronunciamos”, afirmó.

Tras ello, fue interpelado por su postura Manuel Lago. “No te voy a defraudar: donde hay portavoz no manda marinero. Me siento representado claramente con las declaraciones e Luís Villares, las comparto al 100%”.

Comentarios