miércoles 18.09.2019

La Xunta destina casi 200 millones a prevenir y combatir los fuegos

Medio Rural recuerda a los propietarios de fincas la obligación de limpiar o “habrá sanciones”

 

La Xunta destina casi 200 millones a prevenir y combatir los fuegos

El Gobierno gallego aprobó la actualización para este 2018 del plan autonómico de prevención y defensa contra los incendios forestales (Pladiga) con el recuerdo de la ola de fuegos que afectó a la comunidad a mediados del pasado mes de octubre. Mantiene un dispositivo de unos 7.000 efectivos y eleva de 73 a 77 las parroquias de alto riesgo.
Una vez informado el Consello Forestal y, tras la reunión semanal del Ejecutivo, el vicepresidente gallego, Alfonso Rueda, y la conselleira do Medio Rural, Ángeles Vázquez, ratificaron los detalles del Pladiga, además de repasar otras medidas como el Aprol Rural y de anunciar, en el marco de una nueva iniciativa de empleo, el impulso de talleres ligados con el sector forestal.

Talleres de empleo
En concreto, frente a los 170 millones de euros vinculados al Pladiga en el pasado ejercicio, el Ejecutivo autonómico destinará en este 2018 un total de 180. A ellos, habría que sumar los más de once millones que suponen el Aprol Rural y los nuevos talleres de empleo, con lo que los fondos totales que destinaría el Gobierno a estas tareas se acercan a los 200 millones de euros.
Además de repasar novedades organizativas y tecnológicas del plan, ya anunciadas en días anteriores, y ratificar que el periodo de alto riesgo por incendios se extenderá hasta octubre, la conselleira apeló a “reforzar la colaboración” con los municipios –se financiará la gestión de la biomasa en la proximidad a zonas afectadas– y también lanzó un mensaje a los propietarios: “Hay obligaciones”.
En concreto, esgrimió que hay “la obligación de limpiar” los terrenos conforme está recogido en la normativa y el plazo se acaba el 31 de mayo. En los casos en los que no se haya hecho, se recurrirá “a las sanciones pertinentes”. Pero si “hay obligaciones”, también subrayó que “hay competencias”, en alusión a la responsabilidad subsidiaria de los ayuntamientos.
Recordó que medidas ya aprobadas que facilitan la entrada en terrenos abandonados o de dueño desconocido, ratifican la obligatoriedad de velar por la limpieza y la prevención. “Ya no hay disculpas, ni para los ayuntamientos, ni para la Xunta”, aseveró.
Los dirigentes del Gobierno autonómico destacaron como “una de las principales mejoras” de esta actualización del plan la colaboración de Medio Rural con la Administración local, financiando parte de los costes que tiene que sufragar los ayuntamientos y otras entidades en la gestión de la biomasa que está próxima a zonas habitadas.

Colaboración con la Fegamp
Así, se firmará en breve un convenio de colaboración con la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp), donde Medio Rural se compromete a “sufragar en un porcentaje del 75 por ciento los costes de las actuaciones precisas para mantener las fajas secundarias de acuerdo con lo establecido en la normativa”.
Le corresponderá a la Fegamp y, si es su caso, a los ayuntamientos o diputaciones adheridos al convenio, la financiación del 25 por ciento restante.
Para impulsar y formalizar este acuerdo, el departamento que dirige Ángeles Vázquez aporta este año un total de seis millones de euros con el que se asumirá “el cien por cien” de los gastos, puesto que el Gobierno gallego es consciente de las dificultades, “sobre todo económicas, que tienen los ayuntamientos para hacer cumplir la ley en este ámbito”.
La Xunta incide, además, en que ya firmó un convenio de colaboración con el 87 por ciento de los ayuntamientos en materia de prevención y extinción de incendios.
Dicho convenio, que contó con un presupuesto de 33 millones de euros para 2016, 2017 y 2018, cuenta con tres líneas de actuación: intervención de vehículos motobomba de propiedad municipal, realización de tratamientos preventivos de forma mecanizada y contratación de brigadas para labores de vigilancia y defensa, y para la realización de trabajos de prevención de forma manual.

Comentarios