jueves 26/11/20

La Xunta mantiene las restricciones y el toque de queda de 23.00 a 6.00 horas

Sanidade descarta, por ahora, el cierre perimetral de la comunidad a la espera de la evolución sanitaria
Un hombre recoge la sillas de una terraza en la Plaza Mayor de Ourense | brais lorenzo (efe)
Un hombre recoge la sillas de una terraza en la Plaza Mayor de Ourense | brais lorenzo (efe)

La Xunta decidió mantener las mismas restricciones existentes hasta ahora en Galicia por el Covid-19, sin ampliarlas en ninguna de las ciudades, y también la restricción de movilidad nocturna propuesta por el Gobierno, con el toque de queda entre las 23.00 y las 6.00 horas. 
Así lo anunció el conselleiro de Sanidad, Julio García Comesaña, tras la reunión del comité clínico que asesora a la Xunta en la gestión de la pandemia del Covid-19, que decidió que Galicia siga en nivel 2 con reuniones limitadas a un máximo de cinco personas, y las restricciones a mayores ya establecidas para ciudades como Santiago y Ourense, entre otras. 

No será hasta el viernes, tras una nueva reunión del comité clínico, cuando la Xunta evaluará los resultados de las medidas actuales y “se adoptarían restricciones” nuevas de ser necesarias, ya que “preocupa” la evolución en ciudades como Ferrol, Lugo, o las comarcas de Pontevedra y Vigo, por el incremento de la incidencia acumulada. 

La Xunta está hablando con los alcaldes de estos municipios para trasladarles la situación, pero sin adoptar medidas a mayores, según informó el conselleiro. 

Valoran nuevas medidas
También hay preocupación por las ciudades y áreas que ya cuentan con mayores restricciones, como Santiago de Compostela, Ourense, y O Carballiño, además de Verín, una localidad donde las medidas adoptadas “no están respondiendo como habíamos pensando”, advirtió la directora general de Salud Pública, Carmen Durán.

García Comesaña explicó que el comité clínico, que inició el lunes su reunión de manera urgente tras el estado de alarma decretado por el Gobierno que incluye las restricciones a la movilidad nocturna, mantener el toque de queda propuesto, entre las 23.00 y las 6.00 horas, “sin variación” porque considera que es “lo más adecuado”. 

Aunque puntualizó que “sin descartar” que en algún momento se pueda “adaptar” a la naturaleza de la población o las circunstancias especiales de un área concreta, como ayer planteó en su comparecencia el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. 

Sobre la posibilidad de sea necesario adoptar más restricciones para toda Galicia, o incluso un confinamiento perimetral, el conselleiro tampoco lo descartó, pero destacó que los datos son “razonablemente buenos” en la comunidad gallega y no se plantean, de momento, esta medida. 

La comunidad gallega tiene unos datos de incidencia acumulada que son la mitad de los de la media nacional, con una tasa de 225 casos a catorce días frente a los 410 de toda España, por lo que el comité clínico, de momento, no está planteando “una medida global” de cierre para todo el territorio comunitario. 

Vista puesta en la Navidad
En todo caso, aseguró que cualquier medida que se adopte se moverá siempre dentro de “la proporcionalidad y la continuidad” e insistió en la necesidad de cumplir las normas decretadas porque, según dijo, “está en nuestras manos que la Navidad no sea todo lo mala que algunos auguran”.

Por último, Comesaña, aseguró que se está realizando un “estudio detallado” de un brote en el área de Oncología del Hospital de Pontevedra y, en el caso de que constate la necesidad de cambiar protocolos, “habrá que aplicarlo”.

Comentarios