domingo 9/8/20

Confirman que el avión de Malaysia Airlines fue derribado por un misil ruso

El vuelo de Malaysia Airlines MH17 fue derribado sobre el este de Ucrania por un misil de fabricación rusa Buk, reveló ayer la Junta de Seguridad Holandesa al término de su investigación sobre el suceso ocurrido en julio de 2014, en la que no aclaró quién habría disparado el misil, ya que no tenía la capacidad para ello.
 

Un policía, junto a la reconstrucción del fuselaje del avión de Malaysia Airlines	Michael Kooren
Un policía, junto a la reconstrucción del fuselaje del avión de Malaysia Airlines Michael Kooren

El vuelo de Malaysia Airlines MH17 fue derribado sobre el este de Ucrania por un misil de fabricación rusa Buk, reveló ayer la Junta de Seguridad Holandesa al término de su investigación sobre el suceso ocurrido en julio de 2014, en la que no aclaró quién habría disparado el misil, ya que no tenía la capacidad para ello.

El Boeing 777 de Malaysia Airlines estaba realizando el trayecto desde Ámsterdan a Kuala Lumpur cuando fue derribado mientras sobrevolaba territorio ucraniano el 17 de julio de 2014. Las 298 personas que viajaban a bordo, entre ellas 80 niños, murieron en el siniestro.

El accidente “fue causado por la detonación de una cabeza explosiva de tipo 9N314M lanzada desde el este de Ucrania usando un sistema de misiles Buk”, aseveró la Junta, precisando que el proyectil se disparó “desde un zona de 320 kilómetros cuadrados en el este de Ucrania”.

El misil “estalló a la izquierda y por encima de la cabina del piloto” provocando que la parte delantera del fuselaje se viera “penetrada por cientos de objetos procedentes de la cabeza explosiva”. “Como resultado del impacto y la subsiguiente explosión, los tres tripulantes en la cabina murieron de inmediato y el avión se partió en el aire”, precisó en su comunicado.

Los restos del avión quedaron esparcidos en un radio de 50 kilómetros cuadrados y “las 298 personas que viajaban a bordo murieron”, añadió.

Según explicó, el tipo de proyectil empleado se ha determinado en base a los daños en los restos encontrados, los fragmentos encontrados entre los restos y en los cuerpos de los tripulantes, y el modo en el que el avión se desintegró. Estos datos han quedado sustentados por el contenido de las cajas negras, una de las cuales grabó un estruendo en los últimos milisegundos.

Igualmente, dejó claro que también ha analizado otras posibles causas, como una explosión en el interior o un misil aire-aire, pero quedaron “excluidas”. “Ningún otro escenario que un misil tierra-aire Buk puede explicar esta combinación de hechos”, declaró.

Por último, precisó que para poder establecer el lugar exacto desde el que se lanzó el misil hará falta “investigación forense adicional”. 

Por otro lado, consideró que el Gobierno ucraniano debería haber cerrado su espacio aéreo sobre el este del país, dado que había en curso un “conflicto armado”. Según explicó, entre el 14 y el 17 de julio sobrevolaron esa zona de Ucrania un total de 61 operadores de 32 países y el mismo día de la tragedia pasaron por allí antes “160 vuelos comerciales”.

Por su parte, el Gobierno de Ucrania defendió que el espacio aéreo del este del país no estuviese cerrado porque no tenía constancia de la presencia en la zona de armamento “sofisticado”. “Estábamos completamente seguros de que solo había armas convencionales”, dijo.

Mientras, el Equipo de Investigación Conjunta creado tras la tragedia del vuelo MH17 de Malaysia Airlines aseguró que sus pesquisas apuntan “en la misma dirección” que las de la Junta de Seguridad Holandesa y sugirió que tienen identificados ya a varios “posibles sospechosos”.

Comentarios