jueves 02.07.2020

El Covid-19 va a provocar un cambio en las tendencias de poder y el sistema mundial

Expertos afirman que la potencia rusa podría ser el “gran perdedor geopolítico” por la crisis sanitaria
Un militar enfrente de un puesto de bebidas en el hospital de Ifema | ricardo rubio
Un militar enfrente de un puesto de bebidas en el hospital de Ifema | ricardo rubio

La crisis causada por el Covid-19 tendrá profundos efectos militares y forzará una realineación geopolítica que, según señalan los expertos, dejará descolgada a Rusia y permitirá a Estados Unidos afianzar su liderazgo, o bien, la ascensión de China como nueva superpotencia militar.

Desde hace siglos, los estrategas militares entendieron la capacidad de destrucción de las armas biológicas. Ya en la antigüedad, los romanos arrojaban carroña a los pozos para causar enfermedades a sus adversarios. 

En este sentido, destaca la peste negra, considerada como la pandemia más mortal de la historia, ya que provocó la muerte de entre 75 y 100 millones de personas en todo el mundo.

Aquel episodio demostró la devastación incontrolada que puede causar un agente biológico. De hecho, en la Estrategia Nacional de Biodefensa de EE.UU., redactada en 2018, se señala que “las amenazas biológicas, ya sean de origen natural, accidental o intencional, están entre las amenazas más graves que encara EE.UU”.

Es por ello que los expertos señalan su potencial militar, aunque Dan Smith, director del Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo (SIPRI), considera que en la actualidad ninguna de las tres superpotencias tienen en estos momentos un programa activo de desarrollo en esa línea de acción

Efectos geopolíticos
Los efectos geopolíticos y militares del Covid-19 todavía están por vislumbrarse, pero son evidentes las señales de su impacto en el equilibrio de poder. En este sentido, destaca que los líderes militares chinos aumentaron la presión a las autoridades del país por un “sustancial aumento de su presupuesto”, según el South China Morning Post, con el objetivo de “confrontar los desafíos volátiles” y fundamentalmente “la creciente confrontación con EE.UU.”.

Mientras, el Pentágono está aumentando su presencia militar en el mar de la China Meridional.

Asimismo, señalan que “los efectos combinados de la pandemia y la bajada de los precios del petróleo podrían causar la reducción del gasto militar en Rusia en el corto plazo mientras que China y Estados Unidos podrán mantener sus niveles”, afirma Smith.

Por lo tanto, los expertos señalan que Rusia podría convertirse en el gran perdedor geopolítico.

“Creo que EE.UU. saldrá como el menos dañado de las principales potencias. Si el Covid-19 ha hecho algo es dañar cualquier potencial aspiración al liderazgo de China o Rusia”, opina Mazarr. 

“Cuando se revisen las tendencias del poder en el siglo XXI, se verá que se modificó el sistema mundial”, afirmó Smith.

Comentarios