jueves 26/11/20

Erdogan insiste en que no se dejará intimidar por las protestas de “unos cuantos saqueadores”

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, insistió ayer de nuevo en su línea dura al asegurar que no se dejará intimidar por “unos cuantos saqueadores” y emplazó a sus seguidores a darles una lección a los manifestantes en los comicios locales, en marzo del próximo año.
 

un manifestante subido a una farola ondea una bandera con la imagen de kemal ataturk efe/kerim ok
un manifestante subido a una farola ondea una bandera con la imagen de kemal ataturk efe/kerim ok

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, insistió ayer de nuevo en su línea dura al asegurar que no se dejará intimidar por “unos cuantos saqueadores” y emplazó a sus seguidores a darles una lección a los manifestantes en los comicios locales, en marzo del próximo año.
“No haremos lo que hacen los saqueadores: ellos queman y destruyen propiedades públicas; saqueadores es la definición exacta”, gritó el primer ministro con un tono muy similar al que ya diera en el aeropuerto de Estambul el viernes de madrugada. Erdogan habló ante una muchedumbre congregada en el aeropuerto de Adana, en el sur de Turquía, antes de desplazarse a la ciudad de Mersin.
“¿Podríamos haber abandonado las plazas a los anarquistas y terroristas?”, preguntó, al defender las intervenciones policiales.
“Han matado a uno de nuestros comisarios, un policía turco, un policía de la nación”, dijo, al recordar al oficial que murió en Adana el jueves al precipitarse al vacío mientras perseguía a unos manifestantes. “Atacan a mi policía, odian a mi policía”, clamó.
Erdogan puso en duda que a los manifestantes los motivara la defensa del parque Gezi de Estambul, amenazado por una reforma urbanística, y aseguró que “el 95% de los manifestantes no sabe siquiera dónde está el parque Gezi”.
Erdogan, arremetió también contra los bancos comerciales de su país, a los que acusó de ser uno de los impulsores de la oleada de protestas antigubernamentales, y animó a sus seguidores a “darles una lección” y a optar por la banca estatal.
Por otra parte, seis agentes se suicidaron en la última semana por las duras condiciones de trabajo durante el despliegue para afrontar la ola de manifestaciones y protestas antigubernamentales que se registran Turquía, denunció un sindicato del cuerpo policial turco.
Sin embargo, la Policía volvió a cargar ayer contra una manifestación en la céntrica plaza de Kizilay en Ankara, escenario de intervenciones policiales desde hace más de una semana.

Comentarios