sábado 31/10/20

Estados Unidos supera los 200.000 muertos en medio de una encrucijada electoral

La pandemia ya ha costado más vidas que las guerras de Vietnam, Corea, Irak, el Golfo o Afganistán
Una mujer coloca banderas de EEUU en memoria de las víctimas de la pandemia | efe
Una mujer coloca banderas de EEUU en memoria de las víctimas de la pandemia | efe

Estados Unidos supero ayer los 200.000 muertos por el Covid-19, lo que consolidan al país norteamericano como el más afectado del mundo y lo acerca a una cota que parecía impensable hace siete meses y que la oposición está usando para criticar la gestión del presidente, Donald Trump. 

Según los últimos datos recopilados por la Universidad Johns Hopkins, Estados Unidos acumula 200.005 fallecimientos, lo que sigue situando a EEUU como el país con más decesos en términos absolutos. 

De esta forma, el coronavirus ya ha matado a más personas que el total de estadounidenses que murieron en el campo de batalla durante las últimas cinco guerras: la guerra de Vietnam (1955-1975), la de Corea (1950-1953), la de Irak (2003-2011), la de Afganistán (2001-actualidad) y la del Golfo (1990-1991). En esas cinco guerras combinadas 86.658 estadounidenses perdieron la vida, según el Servicio de Investigación del Congreso. 

No obstante, las muertes por la pandemia en Estados Unidos equivalen a unos 60 fallecimiento por cada 100.000 habitantes, por debajo de otros países como Reino Unido, Ecuador, España o Brasil.

En números acumulados, Nueva York (33.000 muertes), Nueva Jersey (16.000 muertes), Texas y California (sendos 15.000 fallecidos) siguen siendo algunas de las regiones más afectadas del planeta .

Desde aquel primer brote hasta hoy, Estados Unidos ha alcanzado un número de víctimas que en marzo, cuando comenzaron a tomarse las primeras medidas de contención, parecía imposible. 

Estados Unidos ha pasado por dos oleadas: la primera afectó sobre todo a la costa este, con Nueva York como epicentro, con unos 25.000 nuevos casos diarios entre abril y mayo y 2.000 muertos en un solo día. La segunda se cebó con estados en el sur del país, con unos 60.000 contagiados diarios en julio y más de mil fallecidos. 

Los contagios volvieron a reducirse en agosto tras imponer nuevas medidas de contención, cierre de negocios y zonas de ocio y sobre todo después de que los republicanos abrazaran el uso de las mascarilla como principal medida de prevención. 

Con la reapertura de los colegios en septiembre, los datos muestran un aumento de los casos, pero con las muertes contenidas en una media diaria de 200 personas, en parte por la mejora de los tratamientos y la menor edad de los infectados. 

Pandemia y elecciones
Los demócratas no esperaron a superar los 200.000 fallecidos, que con seguridad sucederá esta semana, para usar la cifra para criticar a la gestión de Trump esta semana. 

El candidato demócrata a la presidencia, Joe Biden, afirmó ater que “cuando el virus llegó el presidente Trump no pensaba en usted, estaba pensando en su reelección. Es cómo Trump mira al mundo: siempre es sobre él, nunca sobre nosotros. Os merecéis un presidente que os ponga a vosotros por delante”. 

“Cuando tuvo la oportunidad de hacer frente a la pandemia de coronavirus y salvar vidas de estadounidenses, Donald Trump falló. Ahora Estados Unidos tiene 6,8 millones de infectados y cerca de 200.000 muertos”, escribió hoy en Twitter la candidata a la vicepresidencia demócrata, Kamala Harris. 

“Ahora en Europa están peor que nosotros”, se excusó Trump en Ohio. “Pero estoy seguro que lo superarán. Saben cómo hacerlo”, añadió el presidente.

Comentarios