miércoles 30/9/20

La Eurocámara confía en introducir mejoras en el plan de recuperación pospandemia

Sassoli se muestra convencido de poder cambiar algunos puntos del acuerdo de 750.000 millones de la UE

El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, en una rueda de prensa | EFE
El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, en una rueda de prensa | EFE

El presidente del Parlamento Europeo (PE), David Sassoli, manifestó ayer su confianza en que la Eurocámara podrá “mejorar” el plan de recuperación pospandemia que los líderes de la Unión Europea (UE) cerraron el martes, en particular el presupuesto plurianual 2021-2027.

“Si no estuviera convencido de que es posible, no diría que es necesario cambiar cosas”, indicó Sassoli en una rueda de prensa un día después del acuerdo de los jefes de Estado y de Gobierno para un fondo de recuperación de 750.000 millones de euros financiado con la emisión de deuda común y un presupuesto de 1,074 billones de euros.

Cogobernanza

El PE ha convocado un pleno extraordinario para de debatir con los presidentes de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y del Consejo Europeo, Charles Michel, los resultados de la cumbre, y está previsto que vote una resolución sobre su posición al respecto. Entonces estará listo para abrir las negociaciones como colegislador en materia presupuestaria.

Sassoli dejó claro que el Parlamento está “satisfecho con la visión conjunta” adoptada por los líderes en la cumbre, ya que hace unos meses “hablar de deuda compartida era tabú”.

Pero sí que ve necesario abordar tres aspectos concretos: la gobernanza del fondo de recuperación, los recursos propios con los que la UE avalará la emisión de deuda común en los mercados para financiar el fondo y, especialmente, el presupuesto.

El político italiano cree necesario que la Eurocámara “esté implicada en la gobernanza del fondo de recuperación”, aunque reconoció que no les corresponde examinar al detalle los planes nacionales.

El portavoz comunitario Balazs Ujvari dijo ayer en la rueda de prensa diaria de la Comisión Europea que el fondo debe ser adoptado por mayoría cualificada en el Consejo y que su presidente debe “informar” de ello al Parlamento Europeo.

Condiciones al fondo

Pese a la insistencia de países como Holanda, que pusieron resistencia al acuerdo, en tener derecho de veto sobre los proyectos nacionales de gasto de los fondos que puedan no convencerle, los líderes finalmente acordaron que la decisión sobre los planes de un país se tome por comitología, es decir, entre expertos de los Estados miembros sobre la base de un informe de la Comisión Europea.

Un país reticente puede pedir abordar el tema en la próxima cumbre europea que esté ya convocada, pero ahí los líderes no tendrían poder de decisión, sino que en un plazo máximo de tres meses (no prolongables salvo en circunstancias excepcionales) el asunto se tendría que resolver en comitología, precisaron ayer fuentes comunitarias.

Nuevos impuestos

Por lo que respeta a los recursos propios, Sassoli pidió “unos plazos precisos” para introducir de forma vinculante al menos dos de ellos ya en 2021 y para los otros planeados para más adelante en el proceso, a fin de que la carga no recaiga en los contribuyentes.

El presidente del Parlamento se refirió, en concreto, no solo al impuesto que se planea para el plástico, sino también a la posible ampliación del sistema europeo de comercio de emisiones (ETS, en inglés) al sector marítimo y de la aviación.

Ante las reticencias de Alemania a utilizar el ETS, fuentes comunitarias destacaron ayer que en verano del año próximo la Unión Europa hará una revisión de la directiva con lo que habrá “oportunidad de convencer” a todos los Estados miembros para que tomen partido, ya que para acordar esta decisión es precisa la unanimidad.

En gobernanza y recursos propios el presidente de la Eurocámara reconoció que “hay prerrogativas que respetamos”, pero en las que “queremos estar implicados para reforzar la respuesta comunitaria a esta emergencia”, en referencia a los países que más tensaron las negociaciones sobre el fondo de recuperación, los llamados frugales.

El portavoz comunitario recordó que la decisión sobre recursos propios requiere la unanimidad de todo el Consejo, una “opinión” expresada conjuntamente Parlamento Europeo y la ratificación por los Estados miembros en sus respectivos órganos legislativos, de acuerdo a sus propios requisitos constitucionales. l

Comentarios