martes 10.12.2019

La Liga presenta una moción de censura contra Conte para forzar unas elecciones en Italia

Salvini pide nuevos comicios “cuanto antes” y Di Maio le emplaza a aprobar antes la reforma del Parlamento
Salvini se fotografía con sus seguidores durante un acto de su partido | nico lanese (efe)
Salvini se fotografía con sus seguidores durante un acto de su partido | nico lanese (efe)

La Liga, el partido que dirige Matteo Salvini, anunció ayer la presentación de una moción de censura en el Senado contra el primer ministro, Giuseppe Conte, alegando que es necesario convocar “rápidamente” nuevas elecciones que puedan permitir solventar la ruptura de los dos partidos que comparten Gobierno.

La formación ultraderechista considera que Italia pasó por “demasiados” momentos “malos” como consecuencia de las discrepancias entre la Liga y el Movimiento 5 Estrellas (M5S), el último de ellos esta misma semana a cuenta de un proyecto ferroviario al que el partido de Luigi Di Maio se opuso en el Senado.

Perder el tiempo
Italia, según la Liga, “necesita volver a crecer y, por tanto, votar rápidamente. “Quien pierde el tiempo perjudica al país y piensa solo en su sillón”, añadió el partido en su inesperada nota, según el diario “La Repubblica”.

Corresponde ahora a las autoridades parlamentarias decidir los tiempos para la celebración de la moción, en un máximo de diez días. La Liga es partidaria en cualquier caso de que sea antes de la festividad de Ferragosto, el día 13, mientras que la oposición se inclina por el 19 o el 20.

A continuación, y en caso de que triunfe la moción, el presidente de la República, Sergio Mattarella, debería decidir si nombra a un nuevo primer ministro o abre la puerta a nuevas elecciones. Salvini ya deslizó el 13 de octubre como posible fecha.

El último pulso
El último pulso entre la Liga y el M5S gira en torno a un proyecto para construir un tren de alta velocidad entre Turín y Lyon. La Liga y Conte apoyaron esta iniciativa, pero la negativa en el Senado del M5S llevó a Salvini a dejar caer en estos últimos días mensajes relativos a la falta de estabilidad del Ejecutivo de coalición.

Salvini, que el jueves ya mantuvo una tensa reunión con Conte, insistió ayer en que quiere “darle la palabra a los italianos” y ha anunciado que se presentará como candidato a primer ministro, si bien no aclaró si dimitiría como responsable de Interior en caso de confirmarse la nueva cita electoral.

“Espero que (Giuseppe) Conte no piense en otro gobierno como primer ministro”, afirmó Salvini, poco después de que su partido presentase la moción de censura que deja en la cuerda floja a la actual Administración y ante las especulaciones por una posible vía alternativa a la celebración de elecciones.

Así, Salvini expresó su temor por la conformación de un posible gobierno alternativo sin pasar por las urnas y, en concreto, por una hipotética alianza del M5S con el PD. “Escucho tonos similares entre el PD y Di Maio. Sería increíble que hubiera un gobierno así”, advirtió.

Por su parte, Di Maio emplazó a su socio a que aparque por ahora sus ansias electorales. “¡Salvini, no es tan difícil! Gana al miedo, supera la presión de (Silvio) Berlusconi y tus aliados. Haz un acto de valentía, si realmente tienes el coraje de cambiar. Y luego los italianos decidirán con su 
voto”, añadió.

El líder del M5S insistió en la necesidad de aprobar antes de cualquier hipotética votación una reforma que implicaría la eliminación de 345 legisladores y un ahorro de “500 millones de euros”, unos “300.000 euros menos al día”. Este dinero, según Di Maio, se podría invertir en carreteras, hospitales y en la renovación de edificios abandonados.

Comentarios