martes 07.07.2020

La OMS ve cada vez “más improbable” que se produzca una segunda ola mundial “importante” del virus

La Organización de la Salud detiene los ensayos con hidroxicloroquina al detectar una mayor mortalidad
Las terrazas griegas comienzan a llenarse tras la entreda del país en la cuarta fase de la desescalada | Angelos Tzortzinis
Las terrazas griegas comienzan a llenarse tras la entreda del país en la cuarta fase de la desescalada | Angelos Tzortzinis

La directora de Salud Pública de la Organización Mundial de la Salud (OMS), María Neira, afirmó ayer que los modelos con los que trabajan van descartando “cada vez más” una segunda ola importante del coronavirus.

No obstante, Neira pidió “mucha prudencia” y “sentido común” en esta fase “muy crítica” de la pandemia, la desescalada, y solicitó que la población no tenga “ni paranoia ni excesiva relajación”, y que “aprenda a convivir con las enfermedades infecciosas”.

“Hay muchos modelos que avanzan muchas probabilidades. Hablan desde un rebrote puntual hasta una ola importante, pero esta última posibilidad cada vez se va descartando más. Estamos mucho mejor preparados en todos los ámbitos”, señaló.

Según Neira, “hemos rebajado tanto la tasa de transmisión que el virus tendrá dificultades para sobrevivir. Debemos tener mucha prudencia para afirmar si esto es el final de la ola, pero los datos como mínimo nos muestran que se evitó la transmisión y la explosión de las primeras semanas”.

Sin embargo, puntualizó que “vale la pena no hacer muchas previsiones” porque “con la apertura hay que ver cómo se comporta el virus. Esperamos que no haya otros brotes”, admitió.

Asimismo, reconoció que la OMS aún tiene “ciertas dudas sobre la relación del virus con la climatología”, aunque están viendo que “está haciendo el recorrido geográfico que se espera de un virus que quiere sobrevivir”.

Detienen ensayos

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, anunció ayer que el organismo detendrá temporalmente los ensayos clínicos con hidroxicloroquina en pacientes de Covid-19, al detectarse un mayor índice de mortalidad en enfermos que recibieron ese tratamiento.

La decisión, una medida que podría ser revisada, se tomó tras la publicación este viernes en la revista The Lancet de un estudio en el que se señalaban mayores tasas de mortalidad en pacientes en los que se habían ensayado tratamientos con hidroxicloroquina, usada contra la malaria.

“Tras leer la publicación, decidimos a la luz de estas dudas ser cautos y suspender temporalmente la afiliación a este medicamento”, explicó la jefa de científicos de la OMS, Soumya Swaminathan Chief Scientist.

La OMS anuncia que continuará recopilando datos para confirmar la relación y revisará la decisión en reuniones con responsables médicos de los países que realizan estos ensayos.

Comentarios