jueves 21/1/21

Dos partidarios de Gadafi secuestran un avión, lo desvían a Malta y después se entregan

Un avión de la aerolínea libia Afriqiyah Airways aterrizó ayer en Malta tras haber sido secuestrado con 118 personas a bordo mientras volaba desde la ciudad de Sebha, en el sur, a Trípoli.

Varias personas desembarcan del avión secuestrado, en Malta	REUTERS/Darrin Zammit-Lupi
Varias personas desembarcan del avión secuestrado, en Malta REUTERS/Darrin Zammit-Lupi

Un avión de la aerolínea libia Afriqiyah Airways aterrizó ayer en Malta tras haber sido secuestrado con 118 personas a bordo mientras volaba desde la ciudad de Sebha, en el sur, a Trípoli.

Los dos secuestradores, partidarios de Muamar Gadafi, fueron  finalmente detenidos por las autoridades de la isla tras entregarse después de haber liberado a los pasajeros y la tripulación, según anunció el primer ministro de la isla, Joseph Muscat.

Precisó que “los secuestradores se han rendido, han sido registrados y puestos bajo custodia”. En rueda de prensa posterior, Muscat, que informó en todo momento sobre el secuestro en las cuatro horas que duró el incidente, explicó que los secuestradores estaban armados con dos pistolas y una granada.

En un mensaje posterior en Twitter, aclaró que “los exámenes forenses iniciales muestran ahora que las armas usadas en el secuestro de Afriqiyah eran réplicas”. “Los dos secuestradores fueron puestos bajo custodia y están siendo interrogados”, señaló durante la rueda de prensa, precisando que “la tripulación y los pasajeros también están siendo interrogados para aclarar los hechos”. “Una vez que los interrogatorios se completen en las próximas horas se harán las gestiones para enviar a los pasajeros y los tripulantes de vuelta a Libia con otro avión de Afriqiyah”, precisó, según informa la BBC. “No estábamos dispuestos a negociar hasta que hubiera una rendición”, subrayó Muscat, que aclaró que “no ha habido una petición de asilo por los secuestradores”.

A bordo del avión, que realizaba un vuelo interno entre Sebha y Trípoli, viajaban 111 pasajeros –82 hombres, 28 mujeres y un niño– y siete tripulantes.

Según la cadena libia Channel TV, uno de los secuestradores, que dijo llamarse Musa Shaha, les dijo por teléfono que era el líder de Al Fatá al Jadid, o el Nuevo al Fatá. Al Fatá es el nombre que dio el antiguo líder libio Muamar Gadafi a septiembre, el mes en el que dio el golpe de Estado en 1969, y la palabra terminó por convertirse en sinónimo de su llegada al poder. Por ello, los secuestradores serían partidarios del antiguo líder libio.

En un tuit, la cadena de televisión citó posteriormente al secuestrador diciendo: “Hemos adoptado esta medida para declarar y promover nuestro nuevo partido”. El diputado Hadi al Saghir indicó que Abdusalem Mrabit, un miembro de la Cámara de Representantes que iba en el avión, le había dicho que los dos secuestradores tenían algo más de 20 años y que pertenecían al grupo étnico tebu, del sur de Libia. n

Comentarios