lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

La tormenta Eunice se cobra otra vida y deja 75.000 casas sin electricidad

La tormenta Eunice, que atraviesan varios países, causó ayer una segunda víctima mortal en Bélgica, mientras que el Real Instituto Meteorológico (IRM) remitió un nuevo aviso de fuertes vientos para la tarde y avisó de que el país volverá a estar en alerta amarilla del domingo al lunes.


La segunda víctima del temporal es un hombre al que le cayó en la cabeza un panel solar arrancado por el viento, mientras que la primera fue un hombre de 79 años que murió tras precipitarse al agua desde su embarcación de recreo en el puerto de Ypres.


El nuevo aviso por viento este sábado se decretó para la costa belga, así como para las provincias de Flandes Occidental y Oriental y la de Amberes.


El IRM informó de que por la noche las rachas pudieron alcanzar de 80 a 100 km/h en el noroeste del país, y de 60 a 80 km/h en otras regiones. Hoy por la tarde, las rachas volverán a aumentar hasta alcanzar los 80 a 90 km/h.


Sin electricidad

Además, unos 75.000 hogares estuvieron ayer sin electricidad en el noroeste de Francia debido a la tormenta Eunice, que provocó también seis heridos graves y otros 17 leves, consecuencia de accidentes de tráfico debido al viento, caídas o caída de material.


Los cortes de electricidad se dieron principalmente en los departamentos de Pas de Calais y Nord. A las ocho de la mañana (07.00 GMT), según Enedis (empresa que gestiona las redes), había 40.000 casas afectadas en el primero y 35.000 en el segundo.


La compañía indicó en Twitter que espera una vuelta a la normalidad para el mediodía. El viernes por la tarde, en el punto álgido de la tormenta, con vientos de unos 140 kilómetros por hora en Calais, llegó a haber 170.000 hogares sin electricidad en el norte del país.


Por su parte, decenas de miles de hogares británicos también estuvieron ayer sin electricidad, mientras que la mayoría de desplazamientos dentro del Reino Unido se veían todavía severamente afectado por Eunice.


El mayor temporal en tres décadas dejó el viernes la ráfaga de viento más fuerte jamás registrada en el país (196 kilómetros por hora en la isla de Wight), así como tres fallecidos por la caída de árboles y objetos, pero también grandes daños materiales cuya evaluación y reparación comenzó la pasada jornada.


El potente viento en partes de la isla, especialmente en Gales y en el sur de Inglaterra, hizo que el servicio meteorológico británico colocase esas zonas en estado de alerta amarilla, al igual que Escocia por culpa del hielo.


“Se esperan nuevos vendavales en algunas áreas del sur del Reino Unido, que podrían dificultar los esfuerzos de recuperación de la tormenta Eunice”, señaló la Met Office.


El servicio reconoció “la pequeña posibilidad” de que se cierren nuevas carreteras y puentes o de que se produzcan más cancelaciones o retrasos en los desplazamientos por carretera, tren y aire. Y al mismo tiempo, la Met Office alertó de que los trabajos para restaurar los daños producidos por Eunice podría verse “obstaculizados” a causa de la inestable situación meteorológico.


Un sector especialmente afectado fue el de los transportes, sobre todo los viajes en tren. 

La tormenta Eunice se cobra otra vida y deja 75.000 casas sin electricidad

Te puede interesar