sábado 19/9/20

Turquía abre juicio contra los 20 saudíes sospechosos de asesinar a Khashoggi

Varios altos cargos de la monarquía de Arabia Saudí están acusados de matar y torturar al periodista opositor

El príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, fue considerado extrajudicialmente el cerebro del asesinato del periodista | efe
El príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, fue considerado extrajudicialmente el cerebro del asesinato del periodista | efe

La Fiscalía de Estambul abrió ayer un proceso contra 20 ciudadanos de Arabia Saudí, entre ellos dos exaltos cargos de la monarquía wahabí, a los que acusa de estar implicados en el asesinato del periodista disidente del diario estadounidense Washington Post, Jamal Khashoggi, en octubre de 2018.

En el texto de la acusación, publicado ayer en la web de la delegación de Justicia de Estambul, la Fiscalía considera responsables de “instigar la planificación de un homicidio premeditado con tortura salvaje” a dos exasesores del príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman.

Uno de ellos es el general Ahmad Asiri, en el momento del crimen vicedirector de los servicios secretos saudíes, y el otro Saud al Qahtani, que ya fue investigado por el asesinato de Khashoggi en Arabia Saudí, pero absuelto por falta de pruebas.

Además, la Fiscalía turca acusa de “homicidio premeditado con tortura salvaje” a 18 ciudadanos saudíes que supuestamente estuvieron presentes en el consulado donde tuvo lugar el asesinato de Khashoggi, que puso en el punto de mira las prácticas del reino saudí.

La Fiscalía señala que llega a esta conclusión después de rastrear huellas en el edificio del consulado, comparar imágenes de cámaras de vigilancia e investigar el tráfico de comunicaciones telefónicas, los datos del portátil de Khashoggi y dos teléfonos móviles suyos, además de interrogar a 54 testigos implicados en la muerte del periodista opositor del régimen de Riad.

Agrega que ha tramitado las correspondientes solicitudes de captura y extradición de los acusados a través de Interpol y Europol, así como directamente a Arabia Saudí.

La Fiscalía de Estambul ya había pedido en diciembre de 2018 el arresto de Asiri y Qahtani y ambos fueron destituidos de sus cargos en su país a raíz del escándalo, pero no condenados formalmente por Turquía.

En el escrito de acusación, el fiscal turco confirma que Jamal Khashoggi fue asesinado “mediante asfixia” y que su cuerpo fue descuartizado para hacerlo desaparecer, pero no ofrece más detalles al respecto.

Muerte por asfixia

Khashoggi, un periodista durante mucho tiempo cercano a la monarquía saudí que en los últimos años había manifestado cierta disidencia, fue asesinado el 2 de octubre de 2018 en el consulado de su país en Estambul, al que entró para recoger documentación que necesitaba para casarse con su prometida turca, Hatice Cengiz.

Su asesinato conmocionó a la comunidad, puesto que dejaba en evidencia que la monarquía saudí podría estar detrás de este brutal asesinato.

Según las filtraciones publicadas por la prensa turca en su momento, un equipo de sicarios llegados desde Riad torturó a Khashoggi, lo mató asfixiándolo con una bolsa de plástico y acto seguido descuartizó el cadáver para hacerlo desaparecer, si bien no se ha aclarado de qué manera pudo ocultar el cuerpo.

Comentarios