lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

La asamblea de la comunidad de montes de Olveira fue disuelta al no aceptarse el voto a mano alzada

Imagen de archivo de una reunión de comuneros de Olveira| CHECHU RÍO

La situación en la comunidad de montes en mano común de Olveira está que arde desde que integrantes del sector crítico hicieron públicas sus sospechas sobre una supuesta falsedad documental, tras tener acceso a un acta de la asamblea del pasado 9 de abril en la que se hacía constar que se había aprobado por unanimidad mantener la composición de la junta directiva cuando ese asunto ni tan siquiera se abordó ni se votó. La última asamblea, convocada para la tarde del pasado domingo y que se prolongó por espacio de casi dos horas, parecía que podría calmar las aguas, máxime cuando los críticos acordaron en una reunión celebrada el viernes, y a la que asistieron cerca de 100 personas, que no iban a intervenir para permitir que se desarrollase por los cauces normales.


En el salón de actos de la casa de cultura de dicha parroquia ribeirense se dieron cita alrededor de 200 comuneros para asistir a la asamblea, sobre la que había dudas si era de carácter ordinario o extraordinario, pues la convocatoria llevaba a confusión. Solventado ese asunto, se pasó a dar lectura al acta de la sesión anterior, y cuando se iba a proceder a la votación fue cuando surgieron las discrepancias. Mientras la presidenta sostenía que debía votarse a mano alzada, varios de los presentes indicaron que debía realizarse el voto en urna, por lo que finalmente no se llegó a votar y se pasó al segundo punto del orden del día, que era la presentación de la memoria de actividades y el estado de cuentas, algo que venían demandando de manera infructuosa varios comuneros desde hace años. Como volvió a surgir el mismo debate sobre la cómo debía votarse y no se hizo.


Varios comuneros indicaron que la presidenta “púxose nerviosa” y disolvió la asamblea, sin llegar a abordar los puntos que restaban, entre los que figuraban ruegos y preguntas y la elección de directiva. Añadieron que está previsto que ahora se proceda a la constitución de una gestora para llevar a cabo la convocatoria de elecciones. Este periódico trató de contactar con la presidenta de dicha comunidad, Elvira Pereira, para conocer su versión sobre lo ocurrido, pero todos los intentos resultaron infructuosos. 

La asamblea de la comunidad de montes de Olveira fue disuelta al no aceptarse el voto a mano alzada

Te puede interesar