Durán le reprocha al Piñeiro su “irresponsabilidad” por no vigilar la obra del polideportivo Venecia

El polideportivo de la Rúa Venecia lleva cerrado desde hace 25 meses | Chechu Río
|

La mayoría de la que goza el Ejecutivo local pobrense le permitió tumbar una propuesta del PP para recusar y reprobar al alcalde, Xosé Lois Piñeiro, y a la edila de Deportes, Genoveva Hermo, por las “nefastas” gestiones en relación con la remodelación del polideportivo de la Rúa Venecia y sus consecuencias. El portavoz popular, Manuel Durán, le reprochó al regidor su “negligencia, ineficacia e irresponsabilidad” por no hacer un seguimiento de esa intervención, pese a que había asumía esa función. También acusó al Ejecutivo local de firmar una cosa en los papeles y luego decir lo contrario, precisando que “si mienten en un documento público están entrando en cierta responsabilidad y tendrá su calificativo legal”. En este sentido, se refirió a que mientras en una resolución de Alcaldía se reconoce la responsabilidad del Concello en lo ocurrido, luego “echan balones fuera y le atribuyen la culpa a los demás”, precisó el edil del PP.


A Durán, que le criticó al alcalde que no contestase a los escritos solicitando la paralización de la obra a los diez días de haberse iniciado al detectar fallos en el proyecto u que de haberlo hecho se hubieran evitado los problemas posteriores, le resultó curioso que entre los miembros del equipo de gobierno se feliciten por las actuaciones que se llevaron a cabo. A su juicio, la realidad es que el polideportivo sigue cerrado hace 25 meses y que se tuvo que indemnizar a la constructora, “lo que es -según el portavoz popular- una prueba de que no actuaron bien”, además de que el dinero en que se presupuesto inicialmente dicho proyecto -314.000 euros- no será suficiente para acometer la obra, por lo que tendrá un sobrecoste. El edil del PP aprovechó para responsabilizar al equipo de gobierno de que la piscina siga cerrada, de la inseguridad al estar sin cubrir las plazas de policías locales jubilados hace 4 años y de que las Navidades fueran “desastrosas”.


Xosé Lois Piñeiro, que hizo referencia a otras obras que fueron ejecutadas antes de ostentar él la Alcaldía y que presentaban deficiencias, reconoció que cometieron errores y que, seguramente, la culpa sea compartida. Defendió que la intencionalidad del Gobierno local era que la obra se realizase y dijo que cree que la de la empresa, aunque inicialmente si quisiera hacerla, después “non quixo seguir co contrato”, algo en lo que cree que influyó que “non lle cadraban os números”, tras presentar una baja de 83.000 euros sobre el presupuesto por el que salió a licitación. Añadió que la indemnización solicitada por la compañía era de 35.000 euros, logrando reducirla a 5.000, y afirmó que para pagarla fue necesario reconocer la culpa. Añadió que lo importante es que el problema no se dilatase en el tiempo si tenían que ir a un contencioso, del que se desconoce cual sería el resultado, y que ahora se busque la solución para hacer la obra cuanto antes.

Durán le reprocha al Piñeiro su “irresponsabilidad” por no vigilar la obra del polideportivo Venecia