lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Una senda peatonal pegada al Río Grande comunicará la Avenida da Coruña con el paseo de Coroso

Fotomontaje de como quedará la senda peatonal entre la AC-305 y la playa de Coroso

El Concello de Ribeira impulsa la creación de una senda peatonal en el actualmente muy degradado entorno del Río Grande, al estar invadido por vegetación salvaje, y que bordeará el arroyo Saíñas para comunicar la Avenida da Coruña (AC-305), a la altura de los supermercados, con el paseo marítimo de Coroso, junto la Escola Náutico-Pesqueira. Se trata de una actuación que, según pudo saber este periódico, fue presupuestada en 179.612 euros, que se pretende acometer en el marco de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integral (Edusi) “Máis Ribeira Atlántica 2020”, cofinanciada al 80% con fondos Feder, dentro del Programa Operativo Plurirregional de España (POPE) 2014-2020.

Este proyecto pretende mejorar, con una plataforma integrada en el medio ambiente, la zona de servidumbre del referido cauce fluvial por la que actualmente resulta imposible transitar, por lo que se persigue su recuperación para el uso público y se pueda acceder peatonalmente y en bicicleta al citado paseo y a la playa, pero que también facilitará el tránsito entre las superficies comerciales y la zona escolar, donde se sitúan el CIFP Coroso y la Escola Náutico-Pesqueira. Para transformar el frente fluvial en un lugar con mayor calidad ambiental, paisajística y de seguridad se generará un espacio mixto, con predominio para el peatón, “potenciando a mobilidade alternativa e dándolle plusvalía aos espazos verdes, para o uso cotián e o esparexemento, cunha rexeneración urbana sostible”, precisó el Ejecutivo ribeirense. En concreto, se busca abrir con una pasarela ciclopeatonal este nuevo camino fluvial, permitiendo descubrir lugares actualmente inaccesibles y desconocidos “y potenciar la actuación paisajísticamente, integrando la belleza de la marisma con la delicadeza de la flora”, como se recoge en el proyecto redactado.


La intervención prevista, con cuatro meses de plazo de ejecución, se incluirá en una propuesta del alcalde que se abordará en el pleno ordinario municipal del día 31 de este mes, y en la que se contempla también la declaración de utilidad pública y la necesidad de ocupación de terrenos para llevar a cabo la expropiación de los mismos, y cuyo acuerdo inicial se expondrá al público durante 15 días. Según ha trascendido, se proyecta una senda de tres metros de ancho por 297 metros de longitud y de tres metros de ancho, de los que está previsto que 265 sean de un pavimento de zahorra natural impermeabilizado y estabilizado de 8 centímetros de espesor, y otros 19 metros de pasarela de madera montada sobre pilotes, y en la que se garantizará la accesibilidad universal, para que por la misma también puedan ir personas con movilidad reducida y carritos de bebé. Además, se limpiará la zona, con el desbroce de elementos sobrantes, para resaltar el río ahora tapado, y la plantación de vegetación propia del ecosistema de la ribera. 

Una senda peatonal pegada al Río Grande comunicará la Avenida da Coruña con el paseo de Coroso

Te puede interesar