domingo 08.12.2019

Abal afirma que recibió “presiones” por la querella de su falso arresto

La alcaldesa, Fátima Abal, aseguró ayer que “no me preocupa lo más mínimo” la denuncia interpuesta por un funcionario municipal contra ella por unas declaraciones en la redes sociales sobre su persona que considera injuriosas.

La alcaldesa de Cambados, Fátima Abal | josé luz oubiña
La alcaldesa de Cambados, Fátima Abal | josé luz oubiña

La alcaldesa, Fátima Abal, aseguró ayer que “no me preocupa lo más mínimo” la denuncia interpuesta por un funcionario municipal contra ella por unas declaraciones en la redes sociales sobre su persona que considera injuriosas. La regidora dice tener la “conciencia muy tranquila” y la seguridad de no haber cometido ningún delito. De hecho, considera que es una “represalia” por el caso de la noticia falsa de su detención, cuya autoría atribuye a este trabajador. Es más, relató que ha recibido “presiones” para retirar la querella por ese tema.
Abal se mostró tranquila ante la interposición el pasado viernes de la denuncia por parte del abogado del agente Manuel Duarte. Solo fue el primer paso pues todavía no se sabe si será admitida a trámite o no; una cuestión que destacó la regidora para señalar que si finalmente sale adelante y es condenada, asumirá las consecuencias. “Si el juez estima que yo también fui culpable de unas calumnias contra él estoy dispuesta a hacerme responsable”, manifestó. No obstante, considera que no cometió ningún delito en la publicación de la red social Facebook objeto de la denuncia. Versa sobre una crítica política del PP sobre un concurso de movilidad de la Policía Local que el denunciante ha recurrido y en la que se refiere a él como “un traballador do Concello que está a ser investigado por varios xulgados da provincia” y “está embargado por varias entidades”, aunque sin poner su nombre.

“Esto hay que denunciarlo”
Para la socialista, en realidad lo que hay detrás de todo esto “es una represalia” por el caso de la noticia falsa sobre su arresto. El asunto se sigue en los juzgados cambadeses a raíz de una denuncia de Abal y de una investigación policial sobre la autoría que, según ella, condujo hasta un ordenador vinculado a Duarte. Es más, “estuve recibiendo presiones para que retirase querella, pero no lo hice y no lo pienso hacer”, garantizó. 
La alcaldesa está muy sensibilizada con el tema de los bulos en las redes sociales porque fno es la primera vez que es víctima de algo parecido. De hecho, ayer insistió en que “se cometieron  una serie de calumnias contra mi persona de igual manera que podían haberse cometido contra otras personas, y este tipo de delitos hay que denunciarlos”. l

Comentarios