martes 22/9/20

Amil celebra sus Milagros con misa de campaña y filas para ver a la virgen

La afluencia fue importante, pero estuvo lejos de las multitudes de otros años debido a la pandemia 
Los fieles hicieron colas para poder presentarle sus respetos a la virgen, que no pudieron tocar y para entrar en el templo era necesario usar gel. Además durante la misa, el cura estuvo muy pendiente de que se cumplieran las medidas | m. ferreirós
Los fieles hicieron colas para poder presentarle sus respetos a la virgen, que no pudieron tocar y para entrar en el templo era necesario usar gel. Además durante la misa, el cura estuvo muy pendiente de que se cumplieran las medidas | m. ferreirós
Los fieles a la Virgen de los Milagros de Amil (Moraña) tuvieron ayer la oportunidad de cumplir con su cita anual con el día grande, pero bajo estrictas medidas de seguridad y de cuidado ante la situación generada por la pandemia. Este año la misa fue de campaña, bajo una gran carpa en la que se repartían los fieles intentando en todo momento mantener las distancias. La entrada para ver a la virgen estaba controlada y solo se podía entrar en fila y, de hecho, en algún momento se formó cola frente al templo. Sus puertas solo se podían atravesar previa desinfección de la manos con gel hidroalcohólico y, como no podía ser de otro modo, este año estaba prohibido besar o tocar la talla de la santa. La crisis sanitaria también se dejó notar en la afluencia; menor que en años anteriores. De hecho, por ejemplo ayer había más asistencia en la misa de mediodía que en la de las 13 horas. También se redujo el número de puestos de venta de exovotos para la virgen y los de comida popular.

Comentarios