viernes 06.12.2019

Anuncian un nuevo cuartel, tras demoler el actual, con traslado temporal a A Merced

Costará 6 millones de euros, aún no presupuestados y cuya construcción no arrancará al menos hasta 2021
La subdelegada del Gobierno en Pontevedra, la alcaldesa, el concejal de Seguridad y mandos de la Guardia Civil se reunieron ayer en el Concello para cerrar los acuerdos | gonzalo salgado
La subdelegada del Gobierno en Pontevedra, la alcaldesa, el concejal de Seguridad y mandos de la Guardia Civil se reunieron ayer en el Concello para cerrar los acuerdos | gonzalo salgado

Cambados tendrá nuevo cuartel. Finalmente ha sido el desalojo forzoso del actual, debido a un deterioro inasumible, el que ha empujado a un compromiso largamente esperado en el municipio y que ayer hicieron oficial la Subdelegación del Gobierno, el Concello y la propia Guardia Civil. En tanto la obra no se concreta, con plazos que se contarán en años, la Guardia Civil se trasladará provisionalmente al actual centro sociocultural de A Merced, la opción adelantada ayer por este diario y que este miércoles se cerró de forma definitiva en la reunión a tres bandas, confirmó la alcaldesa, Fátima Abal. 

Tras este encuentro de trabajo, celebrado a mediodía en el Consistorio, la subdelegada, Maica Larriba, comprometió una inversión que rondará los seis millones de euros para un acuartelamiento de nueva construcción, previo derribo del actual y sobre la misma parcela que ocupa este. 

La actuación, no obstante, no está todavía presupuestada, algo obvio pero que la representante estatal afirma que ocupará a partir de ahora la “prioridad máxima” del Ministerio del Interior. Una prioridad, reconoció, que no existía para la villa del albariño hasta que las obras de mejora de la Diputación en el viejo cuartel evidenciaron técnicamente no solo que su reparación era imposible, sino que el desalojo y el derribo eran lo más recomendable. 

Eso sí, la tramitación del cuartel habrá que realizarla desde cero: Fondos, que deberá asumir el Ministerio, pero cuyo desbloqueo puede verse afectado por la parálisis gubernamental, y presupuestaria, en Madrid; proyecto y licitación. Eso sin contar la tramitación y ejecución del derribo de las actuales dependencias, ni los traslados o la dotación de equipamiento. Por todo ello, los tiempos no se manejan en el corto plazo.

Simón Venzal, coronel y máximo responsable de la Guardia Civil de Pontevedra, estimaba ayer que la construcción podría comenzar hacia 2021. 

Lo que sí ha arrancado ya es la salida del viejo recinto. La Intervención de Armas partió para Vilagarcía con motivo de las obras de la Diputación. Ahora, el Concello deberá firmar con la Guardia Civil o Interior el correspondiente convenio de cesión del centro sociocultural de A Merced, donde el Instituto Armado prestará servicio durante los próximos “tres o cuatro años”, indicaron ayer. 

Tal y como se avanzó, las oficinas provisionales se instalarán en las plantas superiores, conservando el bajo para los jubilados. 

El traslado se hará efectivo “con prontitud”, “mucho antes” que en 2020, respondieron ayer las autoridades presentes en el acto, tan pronto se formalice el convenio y se confirmen las labores, mínimas, a practicar en A Merced.

Eso sí, aunque la intención es mantener y recuperar la mayor parte de los servicios de la Guardia Civil, no habrá cabida para la custodia de detenidos en este enclave provisional, por lo que los arrestos, cuando se produzcan, deberán ser trasladados a calabozos de localidades próximas.

Las futuras instalaciones
Sí habrá calabozo y todos los servicios previstos en el nuevo edificio. Larriba confirmó que esté tendrá departamentos específicos para la Policía Judicial, Intervención de Armas, Seprona y Violencia de Género, entre otros. Se ampliará la capacidad, para poder albergar a cerca de un centenar de agentes. Y habrá viviendas para sus familias. 

Esta es también una de las cuestiones que habrá que resolver ahora, el dónde realojar temporalmente a las personas que vivían en el acuartelamiento que debe ser demolido.

Comentarios