domingo 20/9/20

Un aparejo enrollado a la hélice por un golpe de mar, posible causa del naufragio

Las primeras hipótesis se basan en las declaraciones de los supervivientes del hundimiento.

La embarcación Don Inda durante las labores del búsqueda del marinero cambadés desaparecido, Guillermo Casais, en las inmediaciones donde se hundió el “Sin Querer Dos”  | lavandeira Jr
La embarcación Don Inda durante las labores del búsqueda del marinero cambadés desaparecido, Guillermo Casais, en las inmediaciones donde se hundió el “Sin Querer Dos” | lavandeira Jr

Las primeras hipótesis sobre el naufragio “Sin Querer Dos” apuntan a que un golpe de mar provocó que las redes que se encontraban en la cubierta se fueron al fondo enrollándose en las hélices y provocando la parada inmediata de las máquinas. Tras el parón, un segundo golpe de mar provocó el volteo del barco.  Una hipótesis que ayer reveló el delegado de Gobierno en Galicia, Javier Losada, y que se desprende de las primeras impresiones trasladadas por los supervivientes de la tragedia.

Así manifestó Losada, tras participar en Cambados en un minuto de silencio en memoria de los tres vecinos fallecidos. El delegado del Gobierno incidió en que la única información de que se dispone en este momento es la trasladada por los supervivientes del naufragio y señaló, “con todas las cautelas”, que se sabe que “el barco venía de vacío y suponen que hubo un golpe de mar”, que pudo “llevar unas redes al fondo del barco”. Así, indicó que esos aparejos pudieron “enrollarse en las hélices” del pesquero, lo que pudo provocar “un parón en la máquina” y que “hubiese un volteo”.

En la misma línea, señaló que no hay información fiable acerca de qué pudo pasar con el marinero que permanece desaparecido, Guillermo Casais, ya que algunos tripulantes “lo vieron que se hundía, por las botas que llevaba puestas”, aunque podría haber quedado a merced “de las corrientes”.

Según añadió, “ahora la prioridad” es buscar a ese marinero que sigue desaparecido, y para ello se mantiene el operativo, conformado por efectivos marítimos y aéreos de Salvamento, Xunta, Guardia Civil y la Armada.


Por otra parte, el delegado confirmó que ya se ha puesto en marcha la comisión para investigar el naufragio y que serán los técnicos los que determinen, una vez que se localice al desaparecido o que se suspendan las labores de búsqueda, cuándo se debe reflotar el barco hundido. También agradeció la labor de Salvamento Marítimo y de los pesqueros que de forma voluntaria participaron en el rescate.

Son precisamente los técnicos de la Comisión Permanente de Investigación de Accidentes e Incidentes Marítimos (Ciaim) los que desde ayer indagan las causas del  naufragio ocurrido en Fisterra. Los resultados de la investigación de la Ciaim se plasmarán en un informe que contempla la información sobre los hechos en relación con el accidente, con un análisis del mismo, unas conclusiones y unas recomendaciones en materia de seguridad.

Estas recomendaciones constituyen el medio que se considera más adecuado para proponer medidas que permitan aumentar la seguridad marítima para el futuro. Así, la investigación es de carácter exclusivamente técnico, por lo que no está dirigida a determinar culpas ni responsabilidades de ningún tipo.

Por otro lado, el presidente del Parlamento de Galicia, Miguel Santalices, envió ayer la solidaridad del Legislativo autonómico a las familias de las víctimas y a los amigos de los fallecidos y del marinero desaparecido en el naufragio de Fisterra. Santalices expresó ayer su “sentido pésame” por el suceso en la entrega del VI Premio Internacional APECSA 2018 de divulgación del Camino de Santiago. Así, abrió su intervención recordando que la de hoy es una “jornada luctuosa para las gentes del mar de Galicia y, por extensión, para Galicia entera”.

Comentarios