Miércoles 19.06.2019

La APLU confirma que la casa familiar de la alcaldesa excede la licencia

El informe, solicitado por Fiscalía, indica que un permiso de rehabilitación no ampara la obra de una nueva vivienda 

Imagen de archivo de la alcaldesa, Fátima Abal, y su abogada en los juzgados de Cambados | gonzalo salgado
Imagen de archivo de la alcaldesa, Fátima Abal, y su abogada en los juzgados de Cambados | gonzalo salgado

La Fiscalía solicitó un informe a la Axencia de Protección da Legalidade Urbanística (APLU) para determinar si las obras en la casa de un familiar de la alcaldesa de Cambados, Fátima Abal, se ajustan a la licencia concedida de rehabilitación tratándose de una nueva construcción, pues la reforma de una casa de planta baja resultó en una vivienda unifamiliar de dos plantas. Ha sido en el marco de las diligencias judiciales abiertas contra la regidora por un presunto delito de prevaricación administrativa y el organismo dependiente de la Xunta le responde al Ministerio Público que una autorización de rehabilitación no ampara la demolición de una estructura existente y la construcción de una nueva. 

Así las cosas, este documento  ampara el informe elaborado por la Policía Local hace dos años, informando de un exceso en la licencia concedida porque la “antigua vivienda ha sido totalmente derruida y lo que se pretende es realizar una obra totalmente diferente”. Fuentes municipales señalaban por aquel entonces que primero se solicitó una licencia de rehabilitación de la vivienda, antigua, pero la fachada se habría desplomado y que, en todo caso, todos los permisos para los cambios hechos estaban en regla.  

“Informes favorables”
La propia alcaldesa insistió ayer en que cuenta con el “informe favorable do aparellador, o asesor xurídico do Concello e un abogado externo, entón entendo que a licenza está ben concedida”, explicó. Y es que, como ella misma recordó, se ausentó de la Xunta de Goberno local donde se concedió, por parte de sus socios de gobierno. De hecho, la defensa del denunciante del caso en los juzgados, el agente Manuel Duarte, ha pedido que comparezcan como testigos y también los técnicos firmantes de esos informes y el secretario municipal pues, según lo manifestado en su día, considera que deben explicar porqué motivo aprobaron esta autorización habiendo dos informes negativos previos: el policial y uno del arquitecto municipal, al que incluso se llegó a pedir la recusación en el procesamiento de este permiso. Ya durante el gobierno del PP se denegó el permiso al familiar de Abal porque para construir una nueva era preciso retranquear, según ha denunciado en varias ocasiones la oposición. 

El informe de la APLU es de marzo de este año y para la regidora cambadesa, que se haga público en plena campaña electoral forma parte de la “campaña de difamacións” que, asegura han emprendido contra ella sus rivales políticos. En el documento, la agencia también señala que, entre el proyecto constructivo y la obra terminada, encuentra que la parcela ocupada por la vivienda no se corresponde exactamente con la que figura en el proyecto. Asimismo señala diferencias menores en los tamaños de las estancias y otras cuestiones. Pero lo más destacable resulta que, cuando el Ministerio Público le pregunta si es posible construir una nueva vivienda con una licencia de rehabilitación, señala que, según la normativa vigente, estas solo amparan obras en las que se conserven  partes existentes y no se haya procedido a una demolición, creando una nueva construcción.

Comentarios