domingo 15.12.2019

Arrestan a cuatro salinienses por una nave con 340 plantas de marihuana

Las dependencias estaban preparadas y acondicionadas para el cultivo, en todas sus fases de crecimiento
En el interior los agentes descubrieron una instalación con un “sofisticado sistema de ventilación” | g. c.
En el interior los agentes descubrieron una instalación con un “sofisticado sistema de ventilación” | g. c.

La Guardia Civil detuvo esta semana a cuatro vecinos de O Salnés acusados de la presunta comisión de un delito contra la salud pública, en su modalidad de cultivo y elaboración de drogas. 

A los arrestados se los relaciona con una plantación de marihuana en el interior de una nave, que tenían alquilada en la localidad de Poio. Son vecinos de las localidades de Vilanova de Arousa y Ribadumia, de edades comprendidas entre los 25 y los 40 años, dos de ellos, además, con antecedentes policiales por presuntos ilícitos similares. 

La investigación fue desarrollada por la Guardia Civil de Sanxenxo, en colaboración con otros puestos de la zona de Arousa. Comenzó cuando se tuvo sospechas de una posible plantación en el interior de la nave en cuestión, ubicada en la parroquia de Samieira del citado municipio pontevedrés. 

Los agentes comprobaron que la instalación estaba siendo utilizada por estos cuatro jóvenes, por lo que, una vez obtenidos los indicios suficientes, se precipitó la operación este martes, con entrada, registro y detenciones.

Interior acondicionado
Dentro de la edificación, de unos 400 metros cuadrados, la Guardia Civil encontró y decomisó 341 plantas de marihuana, en periodo de crecimiento. Constataron la existencia de un “sofisticado sistema de ventilación” y un interior “perfectamente acondicionado y compartimentado para el cultivo de las plantas, en sus diferentes fases de crecimiento”. Allí localizaron estructuras portantes, instalación con filtros, lámparas de alto voltaje, ventiladores y dos generadores, todo ello, al parecer, para favorecer un crecimiento más veloz de las plantas.

Las diligencias y todo el material requisado fueron puestas a disposición del juzgado de guardia de Pontevedra, donde deberán comparecer los investigados, cuando sean citados.

Comentarios