Sábado 23.03.2019

El arresto de un hombre de Sanxenxo desata la desarticulación de un grupo que vendía droga en poblados marginales

Los agentes se incautaron de 14 kilos de diferentes sustancias y tres de los nueve detenidos entraron en prisión

Estupefacientes, dinero y otros materiales incautados en el marco de la operación de Udyco y la Agencia Tributaria | p. nacional
Estupefacientes, dinero y otros materiales incautados en el marco de la operación de Udyco y la Agencia Tributaria | p. nacional

La operación antidroga que estalló el pasado jueves con el poblado pontevedrés de O Vao como epicentro se ha saldado con nueve detenidos entre los que hay un hombre afincando en Sanxenxo cuyo arresto, con un kilo de cocaína en su coche, desató el dispositivo, permitiendo desarticular un grupo criminal “especialmente activo que se dedicaba a la recepción y distribución de sustancias estupefacientes en los poblados marginales de Galicia”, informaron fuentes oficiales. En cuanto a la droga incautada, suma unos 14 kilos de diferentes sustancias.

Seis de los arrestados pasaron ayer a disposición judicial en el número 3 de Cangas, que lleva la operación y que decretó prisión provisional comunicada y sin fianza para tres, mientras que el resto quedó en libertad con la obligación de comparecer cada 15 días en los juzgados, además de retirársele el pasaporte y de prohibirle salir del país.

La causa se instruye por los delitos de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal y se originó hace unos meses por parte de la Udyco y la unidad de tráfico medio de la Policía Nacional de Pontevedra, así como la Agencia Tributaria. En concreto, cuando los agentes policiales detectaron una compra de hachís en el Campo de Gibraltar por parte de un individuo afincado en la zona de Sanxenxo para su posterior venta en Galicia. Este, siempre según los investigadores, “mantenía una gran vinculación con un distribuidor de heroína en el poblado de O Vao, en Pontevedra”.


Gracias a las pesquisas de los agentes, este individuo fue detenido el pasado sábado cuando circulaba con su vehículo y se le incautó un kilo de cocaína. Con este arresto se desencadenó la operación antidroga, que ha sido bautizada con el nombre de “Gepetto”.

El epicentro del dispositivo se desarrolló en el poblado pontevedrés, pero también se realizaron diferentes registros domiciliarios en otros lugares de la provincia pontevedresa. Fueron cinco en total y también tuvieron como escenario Vilaboa, Poio y Sanxenxo. Como resultado de estas indagaciones, los investigadores se incautaron de algo más de 14 kilos de diferentes sustancias estupefacientes. En concreto, de 1.072 gramos de heroína, 1.073 gramos de cocaína y 12.072 gramos de hachís, además de 1.295 gramos de sustancia de corte y diverso material relacionado con la venta de estupefacientes.


Para desarrollar este dispositivo con éxito, los agentes implicados directamente en la investigación contaron con el apoyo de varias unidades, entre ellas el GOES (Grupo de Operaciones Especiales), la UIP, guías caninos, el servicio de helicóptero y el GOR (Grupos Operativos de Respuesta) de la Comisaría de Pontevedra. Es más, llegaron a participar unos 40 agentes en las operaciones de la redada.


La comisaria jefa provincial, Estíbaliz Palma, explicó el jueves que, aunque el grupo se dedicaba al tráfico a pequeña escala de diferentes drogas, estaba centrado en la heroína y en menor medida en el hachís. Además, señalaba que la investigación viene de tiempo atrás, en el que los agentes han ido recopilando datos e indicios y han realizado arrestos que se suman a los de los últimos días, y que, aunque la banda supuestamente tenía responsables en diferentes localidades, estaban “comunicados y organizados”.

Comentarios