domingo 05.04.2020

La Banda de Vilanova sigue el legado de Nogueira y renace como municipal

Su hijo recoge el testigo como director principal en un nuevo proyecto con apoyo del Concello y con sede en el auditorio
Familiares y nuevos integrantes del equipo que dará continuidad a la agrupación, con autoridades municipales | M. FERREIRÓS
Familiares y nuevos integrantes del equipo que dará continuidad a la agrupación, con autoridades municipales | M. FERREIRÓS

La Banda Cultural de Música de Vilanova seguirá adelante. Lo hará revitalizada en un nuevo proyecto que ahora comienza, en el que se recoge el legado de Suso Nogueira, fundador del grupo en 1983 y director del colectivo, recientemente fallecido. Eso sí, la agrupación sufrirá algunos cambios para salir adelante, si cabe, más fortalecida.

La principal modificación de entrada es el cambio de denominación: Banda Municipal de Música de Vilanova. El Concello asumirá un papel clave de apoyo al proyecto, cediendo el auditorio municipal para convertirlo en nueva sede de la formación, creando un estrecho vínculo entre la Escuela de Música y la banda, para asegurar la cantera, y apoyando al conjunto con un convenio de colaboración económica que se concretará en breve.

Tradición y futuro

Jesús Nogueira, hijo del anterior director, asumirá la batuta principal. Lo hará compaginando su trabajo profesional, una vez se reincorpore de una baja laboral. Contará con ayuda de su hermana Cristina, también música, en la gestión del colectivo, y con la del joven vilanovés Ismael Álvarez como segundo director, que se ocupará del cargo cuando el titular no pueda hacerlo.

Para comenzar a rodar cuanto antes, el 4 de marzo convocan una reunión en el auditorio, a las 21 horas, a la que llaman a todos quienes quieran formar parte de la nueva plantilla de músicos, cuantos más, mejor. También echarán mano de las jóvenes promesas de la Escuela de Música, con una docena de alumnos que en breve estarán en disposición de incorporarse.

Nogueira expresaba ayer su mezcla de “emoción y tristeza”, por emprender este proyecto y por recoger el testigo de su padre, fallecido a finales de enero. Él, Jesús Nogueira padre, había sido maestro de buena parte de los músicos que alumbró la localidad en las últimas décadas, pese a su formación autodidacta. Era el alma de la banda y tanto su familia, amigos y el Concello no quieren que Vilanova pierda su propio colectivo musical. Una formación que llegó a tener 90 intervenciones al año e incluso empatarlas, haciendo noche en el autobús. Decenas de anécdotas que también tendrán continuidad.

Comentarios