Lunes 17.06.2019

La Bendición de Ramos llena las calles de O Salnés de cientos de fervorosos fieles

Cambados y Paradela de Meis fueron los dos escenarios más concurridos

Cambados y Meis vivieron ayer una jornada muy especial con la celebración del Domingo de Ramos, pero la festividad también se dejó notar en otros municipios de la comarca, echando a las calles a cientos de fieles salinieses en busca de la bendición, rememorando la entrada en Jerusalén del hijo del dios cristiano.


La Praza de Fefiñáns fue un año más uno de los escenarios más destacados del arranque de la Semana Santa con la asistencia de decenas de vecinos de la villa y llegados de otros puntos. Grandes y mayores acudieron con sus palmas y ramitas de olivo (sobre todo los de mayor edad) para escuchar el oficio del cura párroco de Santa Mariña, José Aldao, y participar posteriormente en la procesión de La Borriquilla, acompañando a la imagen hasta la iglesia parroquial en un recorrido por las calles más céntricas de la capital del albariño. Los actos de la Semana Santa continuarán el próximo jueves con otro de los momentos culmen de esta cita religiosa en la localidad: la procesión del “Ecce Homo” o del “Del Silencio”, que siempre llama la atención por su recogimiento y espiritualidad.


La lluvia respetó las celebraciones de mañana en este municipio y también en Paradela de Meis donde tuvo lugar la primera representación de su Semana Santa, declarada Festa de Interese Turístico de Galicia. Sus escenificaciones en vivo siempre atraen a cientos de personas a esta pequeña villa, para satisfacción de las decenas de personas que durante meses se preparan y preparan todo para rendir tributo religioso en estas fechas tan importantes. Además, fuera del programa religioso procuran ofrecer otras iniciativas y ayer, por ejemplo, los más pequeños pudieron disfrutar de un espectáculos de payasos.


El programa continuará el Jueves Santo con los actos litúrgicos cantados por el Coro Parroquial de Santa María de Paradela (20:30 horas) y posteriormente la escenificación de la Última Cena, a las 22 horas, en el atrio de la iglesia. Seguidamente tendrá lugar la procesión hasta la Praza do Outeiro para la oración en el huerto de los olivos, el prendimiento y el Xuízo de Sanedrín.

Comentarios