viernes 30/10/20

El bipartito intenta sin éxito aprobar las liberaciones bajo el argumento de atender la situación de la Covid-19

Horas antes del pleno, cargado de reproches, intentó negociar con PP, BNG y Pode con los presupuestos
Imagen de archivo de un pleno anterior de la Corporación de Cambados | gonzalo salgado
Imagen de archivo de un pleno anterior de la Corporación de Cambados | gonzalo salgado

El bipartito empieza a dar muestras de cansancio. En sus últimos comunicados e intervenciones públicas suelen deslizar que trabajan duramente en el Concello sin cobrar un salario y ayer sumaron los “sacrificios” personales que deben hacer. Ahora con la pandemia, el trabajo ha aumentado y aseguran no poder dar a los vecinos la “atención personalizada” que merecen en una situación como esta “na que está a morrer xente” ya que deben mantener sus puestos de trabajo particulares. Así que, en un nuevo intento de conseguir cuatro liberaciones parciales incluyó en la orden del día del pleno de ayer el punto. Se trató de la tercera vez en menos de un año que lo intenta y con el mismo resultado: la mayoría de la oposición echó abajo la propuesta de Alcaldía de destinar 21.200 euros brutos a 14 pagas para Fernando Patricio, Xurxo Charlín, Samuel Lago y Cruz Leiro por 20 horas semanales de trabajo. 

El asunto fue incluido de manera sorpresiva en la orden del día y ofreciendo, unas horas antes, a la oposición hacer unos  presupuestos participativos con propuestas y proyectos suyos, para lo cual también necesitan más tiempo de trabajo municipal, argumentaron, ya que requerirá de reuniones, estudiar la viabilidad de los proyectos, desarrollarlos, etc. 

PP, BNG y Pode se mostraron de acuerdo en que el trabajo político debe ser retribuido y en la dedicación que conlleva atender un Concello como el de Cambados. Hasta ahí bien, pero que el bipartito les convocara urgentemente a hablar de unos presupuestos participativos, algo que nunca ha sucedido, ni con el PP, les hace sospechar que su único propósito es conseguir las liberaciones. No ocultaron PSOE y Somos que ambas cosas están “vinculadas”. 

No faltó la bronca, sobre todo entre los exsocios del cuatripartito, incluso entre los más comedidos habitualmente, como el concejal de Economía, Xurxo Charlín, quién le espetó muy molesto al BNG:  “Queredes que fagamos o que nos pedides no orzamento gratis, no noso tempo libre, non?”. Y es que para su portavoz, Víctor Caamaño, presupuesto y liberaciones merecen dos negociaciones diferentes.

“Pensastes que con sete concelleiros podiades arranxar e non podedes”, le espetó a la regidora, demostrando que los nacionalistas apoyaron su investidura y vienen refrendando otras decisiones del bipartito, pero no están dispuestos a actuar como socios de gobierno sin serlo. Una coalición que si ya parecía imposible después de las negociaciones fallidas del año pasado, ayer más, a la vista del rifirafe entre la Abal y Caamaño sobre las formas de negociar con los nacionalistas, que llegaron a pedirle que retirase el punto para negociarlo a parte. 

El concejal de Cambados Pode, José Ramón Abal Varela, argumentó su negativa en que el líder de Somos, Tino Cordal, “prometeu” en una debate electoral que “estaban dispostos a traballar sen cargos e salarios. As promesas electorais hai que cumprilas e a oposición está para fiscalizalas. Hai que ser coherentes”. Un comentario que encendió a Cordal negando haber prometido nada mientras que Abal Varela le ponía el video del momento. “Dixen que Somos non está na política polos cartos e o demostramos no goberno anterior que tiñams a metade da liberación que tiñas ti”, le respondió.

Y al BNG, Cordal le dijo que tiene la sensación de que “ralentizan o proceso para facernos sufrir, hasta que pidamos papas”. La alcaldesa también le recordó a Abal que en su campaña aseguró que no iba a pactar con nadie y luego lo hizo por “unha liberación”, algo que exasperó al edil, llegando a amenazar con denunciarla en el juzgado. 

El portavoz socialista Samuel Lago indicó que esos salarios suponen el uno por ciento del presupuesto. “Non vimos á política a facernos ricos, vimos a arrimar o ombro e a percibir un salario digno. Iso non quere dicir que veñamos a traballar gratis. Non é ético que un traballador non perciba un salario” y explicó que con la pandemia tuvieron que “redobrar esforzos” y asumir “sacrificios” personales. 

El PP señaló que en su mandato en plena crisis tenían nueve concejales y una dedicación exclusiva y una parcial y le ofreció negociar la contratación de asesores como tenían ellos porque cree que con el salario de Fátima Abal es suficiente para coordinar los departamentos. “Non vos podedes escudar na pandemia”.

Comentarios