El BNG advierte de que la obra del cementerio de Vilariño puede incurrir en “fraude de subvención”

El portavoz del BNG de Cambados, Liso González, en un pleno | mónica ferreirós

Como ya hicieran antes los críticos del cementerio de Vilariño, el BNG advirtió ayer de que, de llegar a realizarse, el sistema planteado para sufragar las mejoras “estaría incorrendo nun fraude de subvencións”. Se refiere a que los propietarios han tenido que adelantar el dinero para iniciar los trabajos y luego, una vez recibida la ayuda municipal, la asociación gestora del proyecto les devolverá la parte correspondiente. “Pero Samuel Lago –el alcalde– ignora, ou finxe ignorar, que as asociacións sen ánimo de lucro non poden repartir beneficios entre os socios”, explica. De este modo, asegura que incluso existe el “risco” de que los vecinos tengan que devolverla, asumir todo e incluso “pagar as consecuencias das irregularidades que el cometa”.

No es la primera vez que se posiciona en contra de la concesión de la ayuda para esta obra, siendo una propiedad privada. Directamente lo tildan de “caciquismo” para “intentar gañar votos nas parroquias” y usando una “vía fraudulenta e chapuceira que pon en risco aos veciños”, señala.

Así las cosas, el BNG ve todo esto como una “estratagema” que empieza con la creación de una asociación de propietarios que gestione el proyecto y que tilda de “ficticia” para que el Concello pudiera cumplir su propósito: “arranxar o inmoble da Igrexa dándolle cartos” a esta entidad. Prácticas que creían, dicen, “superadas” y que cuando ellos estaban en el gobierno cuidaron que “non se financiara con cartos públicos o mantemento de propiedades privadas”, pero ahora, sus exsocios “axiña voltaron ao sistema de préstamos de favores típicos doutros tempos”.


Y es que como ya advirtió aquella veintena de propietarios críticos de los 159 existentes, que claman más transparencia, los nacionalistas también insisten en que Intervención señala que los terrenos están registrados a nombre del Arzobispado. Cuestión negada después por el regidor, asegurando que “nunca chegou a recepcionalos”. Pero el Bloque le acusa de “ignorar” ese informe a la hora de firmar el convenio y dar después la mitad de la subvención, 25.000 euros, una vez se justificó la primera fase del proyecto, valorado en 69.000 euros. 

El BNG advierte de que la obra del cementerio de Vilariño puede incurrir en “fraude de subvención”

Te puede interesar