lunes 25/1/21

El BNG desafía a la lluvia para reclamar pediatra y menos atención sanitaria telefónica

El manifiesto tilda de “inaceptable” que el gobierno local no haya llamado a la movilización ciudadana en Meaño
Los concentrados, ayer frente al Consistorio| cedida / bng
Los concentrados, ayer frente al Consistorio| cedida / bng

Desafiando a la lluvia, el BNG celebró ayer en Meaño una protesta en la calle en la que reivindicaron mejoras en la sanidad pública. En concreto, no aceptan que la atención telefónica se haya convertido en el medio habitual de las consultas y reclaman el pediatra para el municipio. El mal tiempo empaño la marcha prevista desde Dena, con lo que se priorizaron las concentraciones ante los centros de salud y el Consistorio, en las que participó alrededor de medio centenar de personas.

“Atención presencial”

La diputada autonómica nacionalista Montse Prado y la líder local Rosa Castro tomaron la palabra para dar lectura al manifiesto de los concentrados, que portaron una pancarta con el lema “Por unha atención médica presencial”.

Durante sus intervenciones, indicaron que “a pandemia orixinada pola Covid-19 colleu á sanidade pública con moitas patoloxías previas, chegou tras anos de recortes e precariedade polas políticas do PP na Xunta”, opinó Prado. “Diante da pandemia, a Xunta tomou a decisión de reducir drasticamente a asistencia presencial, restrinxir consultas, probas diagnósticas e intervencións cirúrxicas nos hospitais”. “A decisión que tomou o Sergas foi que a atención se centraran preferentemente na consulta telefónica”, pero lamentan que no se implementasen otro tipo de medidas.

“O BNG non vai aceptar como normal o que non é normal”. “O contacto e a relación entre médico e doente é básico en Atención Primaria, pretender que a consulta telefónica ou telemática sexan a base da atención supón limitación da accesibilidade, da racionalidade e da calidade”, valoraron.

Los concentrados demandaron también servicio de pediatría garantizado en Meaño. El manifiesto, por su parte, criticó que el gobierno local no llamase a los vecinos a la movilización en defensa de la sanidad: “É impresatable”, concluyeron las intervenciones.

Comentarios