lunes 01.06.2020

El BNG recuerda que fue Fernández Agraso quién buscó local a la Cultural

El BNG recordó ayer al concejal de Urbanismo, Daniel Fernández, que fue la concejala nacionalista, Sandra Fernández Agraso, la que buscó un local alternativo para la Cultural de Vilalonga y acusan a su exsocio de gobierno junto con el regidor

Actual local de la Cultural de Vilalonga que deberán abandonar en unos días | d.a.
Actual local de la Cultural de Vilalonga que deberán abandonar en unos días | d.a.

El BNG recordó ayer al concejal de Urbanismo, Daniel Fernández, que fue la concejala nacionalista, Sandra Fernández Agraso, la que buscó un local alternativo para la Cultural de Vilalonga y acusan a su exsocio de gobierno junto con el regidor Gonzalo Pita de “sair pitando cando se deron conta de que o que querían facer coa Cultural non contaba cos informes favorables”. Y es que apuntan que fue la exedil de Cultura junto al presidente de la gestora del colectivo, Valentín Fernández, los que buscaron una salida a la entidad para poder disponer de unas instalaciones provisionales en un hotel de la parroquia sin actividad que solventará “as necesidades dos distintos colectivos”.


El BNG insiste en que mantuvo siempre el mismo argumento: “Gañar votos en Vilalonga prometendo a compra dun edificio sen coñecer a disposición orzamentaria do Concello é irresponsable. E comprometer cantidades co propietario tales como 800.000 euros é propio de quen descoñece a legalidade, ou pretende saltala”


Los nacionalistas apuntan a una posible sobrevaloración en la tasación inicial del inmueble por 800.000 euros. “Dispoñía dunha valoración do inmoble a razón de prezos de mercado. Hai imputados por sospeitas de sobrevaloración e Pita ía camiño da picota por descoñecer estes mínimos para ocupar un cargo de alcalde”, señalan en un comunicado.


No solo eso, los nacionalistas señalan que en una tasación del inmoble solicitada por el BNG el valor aproximado era de 400.000 euros. “O investimento necesario para a reforma do inmoble duplicaría o prezo da compra e o BNG sempre mantivo que con menos cartos se facía un edificio público municipal”, apuntan.


En cuanto a la tramitación de los terrenos para el futuro colegio de O Revel, a los nacionalistas le ssorprende que el concejal de Urbanismo, Daniel Fernández “trate de xustificar a súa incapacidade para sacar adiante o único dos temas dos que se encargou nestes dous anos atacando ao BNG”. En la misma línea, apuntan que Daniel Fernández puede ahora “xustificarse como queira, pero a súa eficiencia en materia de Urbanismo foi duramente criticada en máis dunha sesión plenaria por eses que agora lle inspiran tanta confianza e a quenes prefire entregarlle o testigo ao frente da concellería”.


En el caso de los terrenos de O Revel, el BNG asegura que ya explicó detalladamente el procedimiento. “O propio concelleiro facilitou publicamente a data do 30 de outubro para a posta a disposición da Xunta dos terreos. ¿Non coñecía os trámites que había que facer daquela? Sabíao sobradamente. Daniel Fernández recoñeceu na rolda de prensa que deu o venres, que o departamento técnico que dirixe antepuxo outros proxectos á agrupación dos terreos. O mesmo argumento facilitado á exconcelleira de Educación, Sandra Fernández Agraso, en varias conversas sobre o tema”, critican.


Finalmente, los nacionalistas señalan que “a pesar dos reiterados choriqueos de Pita, Fernández e Sueiro, o BNG considera que durante estes dous ano formou parte dun goberno plural, no que hubo discrepancias de acción superadas con debate. Os tres concelleiros nacionalistas fan un balance moi positivo do traballo desempeñado nas súas áreas”.

Comentarios