jueves 12.12.2019

Buscan financiación para los 1,2 millones estimados para la excavación de Lobeira

La Comunidad de Montes de András (Vilanova de Arousa) cuenta ya con el proyecto que regirá la futura excavación del yacimiento del Monte Lobeira y de los restos de su fortaleza medieval.

Alumnos de un curso sobre Patrimonio pasan ante uno de los muros conservados, en el alto del mirador	d. a.
Alumnos de un curso sobre Patrimonio pasan ante uno de los muros conservados, en el alto del mirador d. a.

La Comunidad de Montes de András (Vilanova de Arousa) cuenta ya con el proyecto que regirá la futura excavación del yacimiento del Monte Lobeira y de los restos de su fortaleza medieval. La Diputación de Pontevedra presentó al ente comunal el documento, incluyendo actuaciones que han sido presupuestadas en alrededor de 1,2 millones de euros y que incluirán excavación, catas y labores de consolidación.
El ente provincial, no obstante, deberá buscar ahora financiación para poder hacer frente a la contratación y ejecución de los trabajos, indicaban ayer desde la directiva de los comuneros, que ya había firmado un convenio con la administración pontevedresa anteriormente para la cesión de los terrenos durante los meses en que duren las obras en el lugar, en principio, algo más de un año.
Hasta que haya partida comprometida no será posible iniciar la siguiente fase. Por ello, desde András proponen la posibilidad de explorar su ejecución con cargo a varias anualidades, para tratar de acelerar los trámites.
La excavación arqueológica es un viejo proyecto que intentará sacar a la luz nuevos restos de la fortaleza medieval de la que actualmente quedan visibles algunos tramos de la muralla defensiva y de los accesos, justo en la cumbre del mirador.

limpieza forestal
A mayores, la Comunidad de Montes de András concluyó hace escasos días una actuación de limpieza y desbroce de monte comunal, con cargo a una subvención.
Se trata de una ayuda concedida por la Xunta de Galicia para la puesta a puntos de terreno forestal, limpieza y prevención de incendios, que ha permitido actuar en una superficie de unas veinte hectáreas de terreno, erradicando maleza. Con ello se reducen los riesgos de expansión de las llamas en caso de registrarse un fuego.

Comentarios