viernes 4/12/20

Un cambadés recurre a una huelga de hambre tras quedarse sin una operación de riñón

El área sanitaria pospone las intervenciones “non urxentes” ante el avance de la Covid-19
El afectado, en la protesta, ayer | cedida
El afectado, en la protesta, ayer | cedida

Iba a ser operado hoy en Montecelo de una piedra en el riñón, pero Sanidade le ha cancelado la intervención y no le ofrece ninguna fecha. Así que el cambadés Marcos Fernández, después de meses esperando por una intervención que ahora se pospone sine die, decidió ayer plantarse, iniciar una huelga de hambre y hacer público su caso. Porque solo veía tres finales: “Que me saquen esposado, con las piernas por delante, o con la operación”. 

El cambadés es uno de los pacientes que ha visto cómo su operación programada desaparece de la lista de entrada inmediata a los quirófanos. La decisión la ha tomado el área sanitaria Pontevedra-O Salnés que, ante el avance de la presión Covid, ha resuelto “pospoñer as intervencións cirúrxicas non urxentes”. Desde Sanidade piden disculpas y subrayan que se trata de medidas para priorizar la seguridad de “pacientes e profesionais”. Pero a Fernández, que padece de intensos dolores, estas explicaciones no le bastan. Afirma que su intervención había sido marcada como urgente por su propio médico. Y ante su queja, “lo único que me dicen es que acuda al Valedor do Pobo”.

El concejal de Sanidade de Cambados, Tino Cordal, tuvo ayer conocimiento del caso y, tras contactar con este vecino, se comprometió a intentar mediar hoy con la gerencia para tratar al menos de que le pongan fecha a su intervención. “Podo entender que son momentos complicados (por Covid), pero pospoñer isto sen data, algo que provoca tanto sufrimento...” lamentaba.

Durante su encierro en las instalaciones sanitarias, el afectado fue instado varias veces a abandonar la protesta o, al menos, a seguirla fuera, más allá del cierre de esta edición.

Comentarios