viernes 21.02.2020

“El ser humano es muy raro y valoraría más el pescado del cerco si fuese más caro”

En el mundo de la cocina, a Ángel León y a Pepe Solla no hay que presentarlos. Sus restaurantes en Cádiz y Poio presumen de estrella Michelín y el primero se coló en todos los hogares españoles a través del programa televisivo Masterchef.

Los dos cocineros durante la presentación ayer en Cambados      e. moldes
Los dos cocineros durante la presentación ayer en Cambados e. moldes

En el mundo de la cocina, a Ángel León y a Pepe Solla no hay que presentarlos. Sus restaurantes en Cádiz y Poio presumen de estrella Michelín y el primero se coló en todos los hogares españoles a través del programa televisivo Masterchef.
Hoy, ambos profesionales estarán en la Praza de Fefiñáns de Cambados desde las 18 horas para una sesión de cocina en directo con todos aquellos curiosos que deseen acompañarlos. El objetivo no es otro que reivindicar el pescado del cerco, en una actividad presentada ayer en la villa del Albariño y que contó con presencia del alcalde, Luis Aragunte, y del gerente de la Mancomunidade, Ramón Guinarte, entre otras autoridades, además de los expertos del fogón.
“El pescado del cerco es un producto de calidad suprema”, coincidían ambos cocineros sobre variedades como el jurel, la caballa y la aguja, entre otras. “Hay que trabajar para que alcancen el lugar que se merecen en las cartas”, reivindicaba Ángel León, porque “el percebe o las gambas ya forman eternamente parte de ellas”, pero estos pescados ofrecen también grandes posibilidades culinarias que son todavía minusvaloradas.
“Si valieran unos cinco o seis euros más, se comprarían más, porque el ser humano es un poco extraño”, añadía el gaditano, que alababa, a la vez, la “cercanía, calidad, cantidad y precio” de estas variedades.
Pepe Solla coincidía en el diagnóstico: “Es un pescado que no cotiza, pero su valor gastronómico es indiscutible”.
Tanto es así, que el propio chef presume de haber logrado “uno de los platos con los que más contento estoy” gracias al jurel. Hoy, justamente, lo preparará en Fefiñáns para demostrar “la versatilidad” de este tipo de productos, “que van cambiando según los trates en la cocina”. n

Comentarios