martes 31.03.2020

CAMBADOS - El Asorey vuelve a triunfar en las olimpiadas de robótica

 

El IES Francisco Asorey ha vuelto a triunfar en las olimpiadas gallegas de la robótica escolar logrando un galardón en la categoría de Bachillerato. Lleva cuatro años participando y es el tercero que logra hacerse con un premio que, si bien supone una cantidad simbólica de 150 euros, para los estudiantes es algo muy especial pues es un reconocimiento a su trabajo y esfuerzo.

Los alumnos ganadores recibiendo las últimas explicaciones antes de empezar las pruebas	cedida
Los alumnos ganadores recibiendo las últimas explicaciones antes de empezar las pruebas cedida

El IES Francisco Asorey ha vuelto a triunfar en las olimpiadas gallegas de la robótica escolar logrando un galardón en la categoría de Bachillerato. Lleva cuatro años participando y es el tercero que logra hacerse con un premio que, si bien supone una cantidad simbólica de 150 euros, para los estudiantes es algo muy especial pues es un reconocimiento a su trabajo y esfuerzo. Además, el centro valora muy positivamente este tipo de iniciativas que ha sido puesta en marcha por la Fundación Barrié y la Institución Galega da Ciencia (Igaciencia).
En total participaron 35 alumnos de Tercero de ESO y los dos Bachilleratos y lograron hacerse con un premio en esta última categoría. En concreto, fueron los estudiantes de Segundo de Tecnoloxía Industrial Manuel Cacabelos Romero, Marcos Daporta González, Diego Cores Fontenla, Lara Fernández Romero y Iago González Varela los que consiguieron vencer tras superar todas las pruebas propuestas con su pequeño robot de piezas Lego y mucha pericia y cabeza en el manejo del programa y la búsqueda de soluciones a los desafíos planteados.
El profesor coordinador, Ricardo Paredes, destacaba que el haber ganado “é un estímulo para que participen o ano seguinte e seguiremos facéndoo”. En la edición de este año participaron un total de 1.330 alumnos de 37 centros de toda la comunidad autonómica.
El docente considera muy positivas este tipo de iniciativas porque “fomentan o pensamento científico-técnico” del alumnado. Además, el desarrollo de estas capacidades ayudan en todo tipo de retos educativos o formativos y no solo respecto al ámbito tecnológico. No obstante, Paredes se lamentó de que la asignatura de tecnología se vaya a reducir a una optativa con la nueva ley de educación, la conocida como Ley Wert. “É curioso porque hai uns días a Xunta dixo que ía facer una enquisa para saber porqué non hai moita vocación tecnolóxica entre os mozos e a min non me estraña porque a lei non o fomenta”, declaró el profesor.

Comentarios